Noticias | Todos artículos


Un hombre se ha ahogado este lunes a mediodía en la periferia de Praga en el río Vltava. Es la séptima víctima desde que han empezado las crecidas de los ríos en la República Checa. El primer ministro checo, Vladimír Spidla, ha declarado el tercer grado de emergencia en Praga, Bohemia Central, Bohemia del Sur, y las regiones de Pilsen y Karlovy Vary.

Según los pronósticos, el nivel del río en Praga subirá esta tarde 2 metros y existe el peligro de que se desborde, lo que interrumpiría la comunicación entre el centro de la ciudad y las urbanizaciones. Las riadas podrían inundar las islas fluviales de Kampa y Stvanice y los suburbios de Radotín y Troja. Se prevé que después de las 10 de la noche el caudal del Vltava en la capital checa alcanzará 2500 metros cúbicos por segundo. El caudal normal es de 150 metros cúbicos por segundo. El ayuntamiento ha publicado la lista de las calles capitalinas que podrían ser inundadas y distribuye entre los ciudadanos sacos de arena. El hospital praguense Na Frantisku que queda junto a la ribera del Vltava ha iniciado la evacuación de sus pacientes.

Como medida preventiva, la capital de Bohemia del Sur, Ceské Budejovice, ha construido una barrera de sacos de arena de 2 kilómetros de extensión. Las autoridades han recomendado a los empleadores terminar la jornada laboral más temprano y permitir que los trabajadores regresen a sus domicilios. El ayuntamiento de Ceské Budejovice recomienda a los habitantes proveerse de víveres y también de velas y pilas, ya que existe el peligro de apagones.

En la comarca de Most, el desbordado río Svidnice inundó en cuestión de segundos un mercadillo de vietnamitas cercano al paso fronterizo con Alemania en Brandov y los comerciantes tuvieron que luchar con las riadas para salvar la vida. Está cerrado el paso fronterizo de Cínovec donde el agua de las intensas lluvias en el lado checo inundó el túnel de acceso y los funcionarios fronterizos del lado alemán han decidido cerrarlo. Los ríos en toda la República Checa seguirán creciendo.