Noticias | Todos artículos


En una tercera parte del territorio checo terminó la primera vuelta de los comicios senatoriales. Vladimír Zelezný, director de la televisión Nova, que presentó su candidatura en la ciudad de Znojmo, Moravia del Sur, es el primer senador elegido, ya que obtuvo más del 50 por ciento de los votos. En el resto de las circunsripciones los ciudadanos escogieron en la primera vuelta a candidatos que se enfrentarán en segunda ronda, a celebrarse la próxima semana. El mayor número de candidatos que pasaron a la segunda vuelta son del Partido Cívico Democrático y de los socialdemócratas. Al cierre de esta emisión, no estaban a la disposición los resultados totales.

La primera vuelta se vio marcada por el ausentismo igual que durante los últimos comicios al Senado celebrado hace dos años. Según cálculos previos, esta vez acudió a las urnas en 27 circunscripciones tan sólo un 25 por ciento del total de los ciudadanos convocados.

Los comités electorales registraron el mayor interés de la ciudadanía en las aldeas de Moravia del Sur donde acudió a las urnas aproximadamente el 30 por ciento de los ciudadanos. Sin embargo, hay localidades en las que el porcentaje no alcanza ni el 10 por ciento.

De los representantes políticos votó como primero este viernes el presidente de la Cámara Alta, Petr Pithart. El primer ministro checo, Vladimír Spidla, así como el presidente, Václav Havel, votaron este sábado. El presidente suele ser uno de los primeros electores checos, no obstante, esta vez votó sólo dos horas antes de que terminaran los comicios senatoriales, porque se encuentra enfermo.

El primer ministro, Vladimír Spidla, quien votó en la ciudad de Hradec Králové, Bohemia del Este, opina que los electores no se dan cuenta de la importancia del Senado. Spidla está convencido de que la importancia de la Cámara Alta consiste en que esa Institución une el principio regional con la política.

De los 168 candidatos que luchan por los 27 escaños del Senado sólo 11 carecen de color político y se presentan como independientes. La "Coalición" gubernamental, integrada por socialdemócratas, conservadores y liberales, tiene en la actualidad 41 senadores de los 81 miembros de la Cámara Alta. En caso de que la "Coalición" del ejecutivo gane en 24 circunscripciones, tendría en el Senado tres quintas partes de la mayoría que es necesaria para poder imponer modificaciones de la Constitución.

Los electores en estos días deciden de una forma indirecta también sobre el futuro presidente checo, ya que los senadores tendrán a su cargo la elección del presidente del país. En la República Checa los ciudadanos no eligen directamente al presidente, no obstante, las formaciones políticas han empezado conversaciones con el fin de enmendar la Constitución de la república y conseguir la elección directa.