Noticias | Todos artículos


Václav Klaus, asumió este viernes en Praga la Presidencia de la República Checa. El primer mandatario prometió que será un presidente que defenderá los intereses de la República Checa en el exterior.

En el acto de inauguración, Václav Klaus, pronunció un discurso, en el que agradeció por la confianza entregada y prometió tratar de cumplir las esperanzas depositadas en él. El mandatario checo destacó que desea ser un presidente activo pero no activista. Afirmó que quiere contribuir a una mayor confianza de los ciudadanos en el escenario político checo, en las instituciones democráticas y en los partidos políticos. "Los ciudadanos checos deben tener la seguridad de que los políticos realmente defendemos sus intereses", insistió Klaus.

Václav Klaus señaló que como presidente se empeñará también de propagar a la República Checa y mantener el renombre que se había ganado este país gracias a su antecesor, Václav Havel.

"Un significativo elemento en mi trabajo será cumplir con el rol de defensor de los intereses de la República Checa", señaló Klaus. Añadió que atención especial dedicará a las relaciones con los países vecinos.

De igual importancia calificó el presidente, Václav Klaus, la entrada de la República Checa en la Unión Europea. Aseguró que independientemente del significado del proceso de integración europeo, como presidente defenderá, en primer lugar, los intereses de la República Checa.

Klaus se refirió asimismo a las relaciones interhumanas y destacó que espera que durante su presidencia reine en la República Checa la buena voluntad y la comprensión entre los ciudadanos.

A la inauguración de Václav Klaus a la Presidencia checa asistió también un gran número de invitados, entre ellos Ramiro Cibrian, embajador de la Unión Europea en la República Checa.

"Yo estoy plenamente convencido de que el presidente Klaus va a continuar dirigiendo a este país en su camino hacia la integración dentro de la Unión Europea. Y la influencia de la República Checa en los asuntos europeos va a ser cada vez creciente y más importante".

El acto de la toma de posesión del presidente checo, Václav Klaus, culminó con una revista militar en el Castillo de Praga.