Un buen comienzo y un fin amargo

10-11-2007

Jan Svejnar (Foto: CTK)Jan Svejnar (Foto: CTK) Jan Svejnar, posible rival del actual mandatario Václav Klaus en las próximas elecciones presidenciales, no ha expuesto todavía su programa político y ya contaba, según encuestas, con el apoyo de un 28 por ciento de la ciudadanía.

Un buen comienzo para el economista y ex asesor del anterior presidente checo Václav Havel, quien hace 37 años huyó del régimen comunista y se exilió en EE.UU.

Esta semana, Svejnar, que fue propuesto como candidato presidencial por el Partido Socialdemócrata y los Verdes, buscó apoyo del Senado y de los diputados del democristiano Partido Popular y del Partido Comunista.

"Mi intención es tratar de que la República Checa vuelva a figurar entre los países desarrollados de Europa, como lo fue antes de la Segunda Guerra Mundial. En tal aspecto estoy convencido de que puedo aportar a este país, especialmente en el sector económico, gracias a la experiencia que he adquirido durante años de trabajo en el exterior", dijo Svejnar.

El economista, que tiene ciudadanía checa y estadounidense, decidirá si aspirará al cargo de presidente de la República Checa en diciembre. En este momento sólo el Partido Cívico Democrático se opone a la candidatura de Svejnar, ya que ellos insisten en que su único candidato es Václav Klaus.

 

Jirí Cunek renunció este miércoles a los cargos de viceprimer ministro y ministro de Desarrollo Local. Los activistas de la asociación gitana Dzeno le enviaron un juego de cremas bronceadoras y un abono para un estudio solar agradeciendo, irónicamente, los esfuerzos del político por la integración de la etnia gitana.

Jirí Cunek (Foto: CTK)Jirí Cunek (Foto: CTK) Cunek levantó otra polémica en abril de este año al decir que para cobrar subsidios uno sólo debía tener la piel morena y que los gitanos no querían trabajar.

Por su parte, el primer ministro, Mirek Topolánek, quien amenazó al político con una destitución si no explicaba el origen de los millones en sus cuentas bancarias, regaló a Cunek una caja de plata para tarjetas de visita.

Sin embargo, Topolánek se negó a satisfacer la solicitud de la fiscal suprema, Renáta Vesecká, que en relación con el caso Cunek pidió que el Servicio de Inteligencia, BIS, examine la fuga de informaciones de la Policía y de las fiscalías.

"La Policía y la Fiscalía deben reunir pruebas, investigar, valorar las pruebas y decidir. La decisión debe ser absolutamente transparente. Rechazo rotundamente que se aprovechen esas instituciones para obtener información que se use posteriormente en la lucha por el poder", destacó Vesecká.

La respuesta del primer ministro fue digna de un diplomático. Considera las reclamaciones de la fiscal suprema como justificadas, pero no encargará al Servicio de Inteligencia ocuparse de ellas.

La publicación de la información de que cobraba en los años 90 subsidios sociales y a la vez tenía en el banco 3,5 millones de coronas, unos 125 mil euros, le costó a Cunek los escaños gubernamentales.

Por lo menos le ha quedado el escaño de presidente del democristiano Partido Popular. Sus colegas del partido se contentaron con su indicación de que de los 3,5 millones en cuestión le perteneció a él sólo uno. Otro millón era de sus padres y un millón y medio lo tenía prestado de su primo para iniciar un negocio, según explicó Cunek.

¿Por qué se ha demorado tanto en presentar una explicación? "Intenté proteger a mi familia", afirma Jirí Cunek que todavía no ha aprendido bien el lenguaje de los diplomáticos.

 

¿Quieren conducir su coche? Pónganse en la cola, manda decir el Ministerio de Transporte a más de 700 mil conductores checos que no han cambiado todavía su carné de conducir cuya validez expirará a finales de este año.

El Ministerio del Interior pretendía ahorrar a los automovilistas, que dejaron el cambio del documento para último momento, la larga espera en las filas frente a las alcaldías, proponiendo enviar la solicitud para obtener la nueva licencia por correo. Pero el Ministerio de Transporte estuvo en contra. ¿El motivo? Lo explicó el portavoz del Ministerio, Karel Hanzelka.

"La cuestión es quién lo pagaría y quién lo ampararía desde el punto de vista administrativo, porque no es tan fácil enviar unas 700 mil cartas. Los costes serían muy altos", indicó Hanzelka.

El Ministerio de Transporte cree que el conductor checo en vez de invertir en la compra de un sobre y de un sello, prefiere pasar horas esperando al aire libre o arriesgar una multa de unos mil euros que tendrá que pagar si en enero la Policía lo detiene con un carné caducado.

 

El Ministerio de Transporte no es el único que piensa en ahorrar los impuestos de los ciudadanos. El ministro de Salud, Tomás Julínek, propone aumentar la jornada laboral de los médicos y otros trabajadores del sector de las actuales 40 a las 48 horas semanales. Así se evitaría que los empleados de Sanidad trabajaran más de las 400 horas extras al año que permite la ley.

"Gran parte de los establecimientos sanitarios podrían de esa forma legalizar su actividad, y sus empleados no se verían obligados a violar la ley", afirma Julínek.

Los sindicatos de médicos preparan actos de protesta, no excluyendo huelgas. Trabajar demasiado cuesta caro. Y caer enfermo también.

 

Y para terminar una buena noticia para los amantes de la comida tradicional checa "vepro, knedlo, zelo" - "carne asada de cerdo, bolas de harina y repollo".

El "repollo agrio de Nosovice" es el décimo producto típico checo que recibió la marca de protección europea. Una satisfacción para los agricultores de la aldea de Nosovice, bajo la sierra de Beskydy, en Moravia Nororiental, que tuvieron que ceder su campo original a la fábrica de automóviles Hyundai y trasladarse a la aldea vecina de Pazderná.

El repollo se cultiva en 40 hectáreas y se fabrica según una receta tradicional. Mujeres pisan el repollo fresco cortado en grandes barriles y después lo someten al proceso de fermentación láctica.

10-11-2007