Una semana de regalos

24-11-2007

Foto: CTKFoto: CTK El martes, el ministro de Agricultura, Petr Gandalovič, recibió de regalo una cabeza de cerdo. Le obsequiaron los porcicultores checos que se reunieron frente a su Ministerio para advertirle sobre la crítica situación en su sector.

Los precios de carne de cerdo en el país bajan, pero los costes de la producción crecen desproporcionadamente, se quejaron los criadores de cerdos pidiendo ayuda al Estado. “Queremos las mismas condiciones que los porcicultores en los demás países de la Unión Europea”, reclamó el presidente de la Cámara Agraria, Jan Veleba.

“Los Gobiernos de Eslovaquia y Hungría se están esforzando por conseguir el visto bueno de la UE para poder ofrecer ayudas directas a sus porcicultores. Nosotros solicitamos lo mismo”, subrayó Jan Veleba.

El ministro de Agricultura reconoció que la situación de los criadores de cerdos no es fácil, pero rehusó subvencionarles con los 35 millones de euros solicitados. Los agricultores tienen que aprender a luchar con la competencia en el mercado europeo en el que abunda la carne porcina.

Lo cierto es que los checos no renunciarán a su plato tradicional “vepřo, knedlo, zelo” – “carne asada de cerdo, bolas de harina y repollo”. La pregunta es si el cerdo que comerán todavía será checo.

 

 Tomáš Julínek (a la izquierda) y Tomáš Cikrt (Foto: CTK) Tomáš Julínek (a la izquierda) y Tomáš Cikrt (Foto: CTK) Por su parte, el ministro de Salud, Tomáš Julínek, preparó un regalo para los ciudadanos. Publicó un manual en el que les explica por qué y cuánto pagarán a partir del 1 de enero de 2008 en un consultorio médico.

“El manual les ayudará a orientarse en los pagos directos. Los ciudadanos averiguarán que el límite anual para los pagos en efectivo son tan sólo cinco mil coronas, o sea unos 178 euros. También hay en este folleto unas instrucciones de cómo usar el sistema sanitario, las que servirán de apoyo a los pacientes”.

No es un manual como otro manual. El de Julínek tiene la forma de un cómic con dos protagonistas. La silueta de un hombre alto, con una calva y gafas puestas sobre la frente, representa al ministro de Salud. El señor bajito y gordito es su portavoz y mano derecha, Tomáš Cikrt.

La idea del cómic surgió durante un rato ameno cuando el ministro y su portavoz tomaban copas de vino. Tomáš Julínek cuenta con que usará a los dos personajes para explicar toda la reforma del sector sanitario.

A partir del próximo lunes los ciudadanos pueden retirar su manual de la recepción del Ministerio de Salud.

 

Ministro de Justicia, Jiří Pospíšil (Foto: CTK)Ministro de Justicia, Jiří Pospíšil (Foto: CTK) El ministro de Justicia, Jiří Pospíšil, no queda atrás deseando obsequiar a los ciudadanos con una reforma de su rama. Esta semana ha presentado sus principales objetivos.

“La reforma persigue acelerar la labor de los tribunales, mejorar la comunicación del ciudadano con los órganos judiciales y posibilitarle el máximo acceso a la información. Todo ello pretendemos conseguir con ayuda de medios electrónicos y de informática, de cambios personales y de enmiendas de algunas leyes anticuadas”, afirmó Pospíšil.

Un “juicio informático” sería una de las herramientas que deben permitir al ciudadano controlar el trabajo de los tribunales. En la segunda mitad del año entrante podría leer en una página de Internet que, por ejemplo, la próxima sesión del tribunal en su caso tendrá lugar dentro de un mes y que hace faltar a escuchar un testigo más para terminar su proceso.

La República Checa tiene 3.028 jueces. De los países europeos, sólo Serbia, Andorra y Eslovenia los tienen más. A pesar de ello la solución de un pleito entre vecinos se puede prolongar en la actualidad hasta por tres años.

 

Otro regalo lo recibirán el próximo 4 de diciembre los alumnos checos. Los sindicatos de la Educación convocan para esa fecha una huelga contando con la participación del 80 por ciento de las escuelas primarias y secundarias del país. El líder de los sindicalistas, František Dobšík, explicó el motivo de la protesta.

“El proyecto de presupuesto para la educación es bajo. No se trata de recibir sueldos exagerados, sino de garantizar cierto nivel de la educación en el país. Estamos desilusionados por el hecho de que antes de las elecciones todos los partidos políticos aseguran que la educación es una de sus prioridades. Pero la realidad que llega después es otra”, dijo el líder sindical.

Después de la dimisión de la ministra de Educación, Dana Kuchtová, a finales de septiembre, la cartera permanece sin jefe, y el primer ministro, Mirek Topolánek, no considera necesario continuar el diálogo con los trabajadores de ese sector.

Los maestros y profesores piden ocho millones de euros de las arcas estatales para que, entre otros, los padres no tengan que comprar a sus hijos los utensilios escolares de su bolsillo. A ver si los padres lo apreciarán cuando los alumnos tengan a principios de diciembre otro día de vacaciones más.

 

Los que viajan también pueden traer regalos. Así opina la asociación cívica Instituto Pontes que organizó en la galería del Café Louvre, en Praga, una exposición de fotografías, titulada “Cuba tres veces diferente”.

Los organizadores han exhortado a los visitantes que lleven libros o revistas cuando viajen de vacaciones a la Isla y que los dejen posteriormente olvidados en un banco en la calle donde los podrá encontrar, por ejemplo, uno de los niños que aparecen en las fotos expuestas por el viajero español, Carlo Vivari.

“Con mis fotografías trataba de acercarme más al lado humano de la gente, a las miradas, a las sonrisas y a los niños. Es curioso pero nunca he visto niños tan felices como en Cuba, es algo que me llamó mucho la atención. Luego a la gente mayor se le ve una mirada muy distinta, pero presté especial atención en mis fotos a los niños”, comenta el viajero.

Cómo los niños cubanos miran su mundo, lo pueden ver en la exposición en el Café Louvre hasta el 2 de diciembre.

24-11-2007