Božena Hauserová

07-07-2020

Božena Hauserová fue una de las mejores espías de la Segunda Guerra Mundial y la primera mujer checa en servir en el ejército estadounidense. Como abogada, empezó su carrera en la compañía Baťa en Zlín. Fue allí donde conoció a su esposo, el americano Lauwers. Bajo el nombre de Barbara Lauwers participó en una de las misiones más exitosas de la guerra psicológica, la llamada Operación Sauerkraut.

En 1944 contribuyó a la infiltración en el ejército de Hitler de prisioneros alemanes detenidos en Italia. Por su valentía, Hauserová recibió la Estrella de Bronce, una condecoración militar estadounidense prestigiosa. Después de la guerra regresó a Checoslovaquia, pero con la llegada de los comunistas al poder regresó a los Estados Unidos donde trabajó también como presentadora de la Voz de América. Estuvo activa en diferentes asociaciones de checos asentados en EE.UU. y después del año 1968 ayudó a emigrantes checoslovacos y exiliados de toda Europa del Este. En Viena trabajó para la fundación American Fund for Czechoslovak Refugees. Murió el 16 de agosto de 2009 a los 95 años. Fue sepultada en el Cementerio Nacional de Arlington en Washington, donde yacen los más grandes héroes de Estados Unidos.

El proyecto de ilustraciones “Mujeres checas que hicieron historia” se ha inspirado en el 100 aniversario de la legalización del voto para las mujeres checoslovacas en 1920 y el 200 aniversario del nacimiento de la escritora Božena Němcová. Se trata de un proyecto en el que colaboran los Centros Checos, los estudiantes de la Facultad de Diseño y Arte Ladislav Sutnar de Pilsen, coordinados por Renáta Fučíková, y Radio Praga Internacional.