La empresa OKD cierra sus minas por seis semanas para evitar la expansión del coronavirus

03-07-2020

Las cuatro minas de la empresa OKD, en Moravia-Silesia, han suspendido sus actividades a partir de este viernes por seis semanas por los contagios de coronavirus. En la zona de Karviná se encuentra en estos momentos el mayor brote de COVID-19 del país.

Foto: Fernando Zhiminaicela, Pixabay / CC0Foto: Fernando Zhiminaicela, Pixabay / CC0 La República Checa se sitúa entre los países de la Unión Europea que mejor ha administrado las medidas para evitar la expansión del coronavirus.

Las cifras más recientes del Ministerio de Salud han confirmado más de 12 000 contagios desde el brote de la pandemia, 7822 personas recuperadas y 353 muertes por COVID-19.

A partir de este 1 de julio las autoridades checas levantaron la mayoría de las restricciones que se venían aplicando desde marzo para dejar solo el uso de mascarillas en el metro de Praga y en lugares interiores con más de 100 personas, además de las recomendaciones higiénicas establecidas desde el principio.

No obstante, un brote de coronavirus entre los más de 3000 empleados de la empresa minera OKD, en la zona de Moravia-Silesia, ha activado las alarmas después de confirmarse más de 700 contagios nuevos de coronavirus entre los mineros. Después de arduos debates entre representantes de la empresa, expertos en epidemias y el Ministerio de Salud, se acordó cerrar las cuatro minas durante seis semanas, según dijo a la Radio Checa el experto Rastislav Maďar.

Rastislav Maďar, foto: Elena Horálková, ČRoRastislav Maďar, foto: Elena Horálková, ČRo “El plazo de seis semanas será suficiente para eliminar el brote de coronavirus en las minas de OKD. Pido a los ciudadanos que respeten las restricciones de llevar mascarillas y guardar el distanciamiento social, porque solo así podremos acabar con el brote y evitar la expansión del coronavirus en Karviná”.

La operación cierre ha necesitado de una serie de medidas extraordinarias. Se trata de un total de cuatro minas y más de 3000 empleados. Según dijo a la Radio Checa Vanda Staňková de la Junta directiva de la empresa algunos mineros seguirán trabajando en tareas de seguridad.

“Enviaremos a las minas más de 200 personas para que controlen el estado de las infraestructuras y garanticen su nivel de seguridad, para cuando se reanuden los trabajos dentro de seis semanas”.

Entre tanto, el ministro de Salud Adam Vojtěch aseguró que pondrán más estaciones para la realización de test ya que además de los mineros se han contagiado sus familiares.

Muchos mineros no acuden a las pruebas porque no tienen síntomas y consideran que simplemente están cansados por el exigente trabajo físico de las minas. Las cifras del miércoles indican que en la región de Karviná ya hay más de 3000 personas con resultados positivos de coronavirus.

03-07-2020