La pobreza amenaza a las mujeres checas

22-06-2020

Las mujeres en Chequia se ven mucho más amenazadas por la pobreza que los hombres. La causa de esta situación desfavorable son sus salarios y sus jubilaciones que son inferiores a las de los hombres.

Foto: Barbora NěmcováFoto: Barbora Němcová Hace 25 aňos fue aprobada la Declaración y Plataforma de Acción de Beijin que propone pasos concretos para una mejoría de la situación de la mujer y el logro de la igualdad de género. El documento abarca 12 esferas fundamentales, entre ellas la de la mujer y la pobreza.

En el caso de las mujeres checas se han dado algunos pasos en el camino hacia la igualdad pero sigue siendo poco todavía, según lo testimonia el último informe anual de la red internacional de organizaciones de base Social Watch publicado recientemente.

Las mujeres checas siguen teniendo participación mínima en la gestión del país, así como de las empresas de producción. Faltan parvularios y otros servicios de cuidado para los niňos para que la mujer pueda dedicarse plenamente a su profesión. Es mínima también la posibilidad de trabajar a tiempo parcial.

A raíz de todo ello, las mujeres checas ganan en promedio un 20% menos que los hombres y, por ende, sus jubilaciones también son más bajas. Uno de los mayores problemas según el informe, es la segregación de la mujer en el mercado laboral. Las mujeres trabajan mayormente en profesiones con salarios bajos como servicios sociales, educación, etc., y en cargos inferiores que los hombres. Esto a pesar de que las mujeres forman unas tres quintas partes de los egresados de las escuelas superiores de economía por ejemplo.

Foto ilustrativa: Wiktorija Borodinowa, Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Wiktorija Borodinowa, Pixabay / CC0 En el informe se comenta que la igualdad de género en la remuneración no cuenta con apoyo suficiente de parte del gobierno. La desigualdad quedó evidente también durante la crisis del coronavirus, cuando un número mínimo de mujeres formó parte de los equipos especiales para la lucha contra el virus. Además, al cerrarse las escuelas a causa de la pandemia, fueron mayormente las mujeres que se quedaron en casa con sus hijos.

En opinión de Social Watch, en Chequia no se logra combatir igualmente la violencia contra la mujer. Existen muy pocos establecimientos de ayuda a la mujer maltratada, víctima de la violencia doméstica mayormente, pero también de violación y acoso sexual callejero.

22-06-2020