Los checos fuman menos, pero pagan más

07-07-2020

El consumo de tabaco en Chequia disminuyó en más de 60 millones de cigarrillos anuales. La causa es la pandemia y el precio creciente del tabaco.  

Los checos gastaron en los últimos 12 meses cerca de 2198 millones de euros en cigarrillos, es decir, casi 373 millones más que en el mismo periodo el año anterior. Los datos se desprenden de un estudio realizado por la agencia Nielsen. No obstante, esto no significa que los checos hayan fumado más, de hecho, han consumido unos 60 millones de cigarrillos menos. El crecimiento, de cerca de un 2 %, se debe casi exclusivamente al incremento del precio medio de este producto tabaquero.

Foto: HansMartinPaul / Pixabay CC0Foto: HansMartinPaul / Pixabay CC0 A causa de la subida del impuesto sobre el consumo del tabaco, la cajetilla de cigarros cuesta unos 50 céntimos más que el año pasado. En comparación con el año 2010, por ejemplo, la diferencia es aún más marcada. Una cajetilla que entonces costaba 3 euros ahora cuesta casi 4.50 euros. Según Roman Slavík, presidente de la asociación de estanqueros, para los fumadores el crecimiento de los precios es insostenible y muchos están buscando nuevas marcas que sigan ofreciendo una cajetilla por alrededor de 3 euros.

Además, los precios seguirán creciendo. El Ministerio de Finanzas prevé un incremento del impuesto sobre el consumo de productos tabaqueros también para los próximos tres años, más específicamente un 5 % anual.

Importación ilegal

Dada la subida de los precios de los cigarrillos, las empresas anticipaban un crecimiento del mercado ilegal del tabaco, sobre todo una mayor importación de cigarrillos de contrabando desde el extranjero.

A principio de este año, uno de cada diez cigarros en Chequia provenía del mercado negro. No obstante, su boom se vio frenado por las restricciones al movimiento de personas y bienes adoptadas a causa de la pandemia del coronavirus. En este momento, los cigarrillos vendidos de manera ilegal representan en Chequia un 2 % del consumo nacional, según confirmó el portavoz de la empresa JTI, Jiří Sochora.

No obstante, tras la reapertura de las fronteras, la oferta de los cigarrillos ilegales se ha restablecido y el sector tabaquero prevé que seguirá en aumento en lo que queda del año. Dependerá en gran parte de cuándo se reanude plenamente el turismo comercial en las fronteras y del regreso de trabajadores de Ucrania y Bielorrusia, que según las empresas, son los que más influyen en el crecimiento del mercado negro del tabaco en Chequia.

07-07-2020