Pintan un mural de un ojo enorme en el aeropuerto de Praga

15-07-2020

Los visitantes podrán admirar uno de los murales más grandes de Europa en el aeropuerto de Praga. El creador es el grafitero checo Michal Škapa que forma parte del proyecto ArtWall.

Michal Škapa es el creador del nuevo mural con el nombre de Cosmos que adorna las paredes de un almacén de la empresa CTP en las inmediaciones del aeropuerto Václav Havel en Praga.

El artista ha necesitado tres semanas para terminarlo. El mural cubre una superficie de 5250 metros cuadrados y la parte principal es un gran ojo azul que mira hacia una de las pistas del aeropuerto. 

Vladimír Strejček es el director del estudio de arte Drawetc que inició el proyecto y cuenta que este mural en particular fue más complicado de crear que otros.

Debido a las medidas de seguridad del aeropuerto, no pudieron utilizar un proyector nocturno para proyectar el diseño en la pared.

En lugar de eso, lo transfirieron directamente a la fachada con la ayuda de tres plataformas de gran altura, según dice Strejček.

“En este caso, creamos un sistema de puntos  y empezamos a hacer las formas principales. Luego, Michal Škapa y otros cinco o seis artistas crearon el dibujo. Usaron casi 4500 latas de spray, necesitaron mucho material”.

El proyecto, destinado a transformar algunas de las zonas industriales de la ciudad y alegrar el espacio público, se originó en 2017.

“El panorama de los murales ha cambiado mucho en todo el mundo, pero no tanto en la República Checa. Así que decidí contactar con el desarrollador CTP porque tienen muchos edificios grandes en todo el país y les enseñé la idea. Para mi sorpresa, les gustó y organizaron una competición pública para los murales”.

El proyecto ArtWall incluye otros dos murales entre los que se encuentra el del artista belga Dzia en un almacén junto a la autopista D1 cerca de la ciudad de Humpolec.

El tercero es un mural de gran tamaño que cubre un depósito en CTPark Pilsen, creado por Kristina Fišerová, directora del máster de diseño gráfico en la Facultad de Diseño y Arte Ladislav Sutnar de la Universidad de Bohemia del Oeste.

Drawetc ya está preparando otros proyectos junto a los concejales de Praga, que contactaron con el estudio con un plan para transformar algunas paredes y casas de la capital, tanto en el centro como en las afueras.

Uno de los lugares que tienen pensado incluir en el proyecto está cerca de la estación de metro Malostranská. La idea es que mientras la gente se monta en el tranvía número 22 que va desde la estación hasta el Castillo de Praga, puedan mirar los murales que habrá en las paredes.

A día de hoy, esas paredes están cubiertas de graffitis ilegales, por lo que los concejales han pedido al estudio que creen murales acordes con el lugar, es decir, con el Castillo de Praga y su historia.

15-07-2020