Informaciones diarias Noticias

14-08-2002

Fuertes inundaciones siguen afectando la República Checa

La República Checa sigue enfrentando las mayores inundaciones de los últimos cien años. Al cierre de esta emisión disponíamos de la información que la catástrofe natural en el país ha costado la vida a 10 personas. Según informaciones del Ministerio del Interior, en el territorio checo han sido evacuadas más de 200 mil personas. En las operaciones de rescate toman parte unas 15 mil personas: policías, bomberos, soldados y voluntarios. Paulatinamente las fuertes lluvias que en los últimos días azotaron las zonas al Oeste del país se trasladan al Este, afectando las regiones de Bohemia Oriental y Moravia del Sur. Parcialmente inundada está la ciudad de Znojmo, en Moravia del Sur. Crítica siguió siendo este miércoles la situación al norte de Praga, en las ciudades de Neratovice, Melník y Kralupy nad Vltavou. En Neratovice fue necesario cerrar la planta química local, debido a que las aguas del río Elba inundaron parte de la fábrica. El Elba amenaza igualmente la ciudad de Ustí nad Labem, cerca de la frontera con Alemania. La culminación del caudal de los ríos checos se espera en la noche de este miércoles, aunque los hidrólogos y meteorólogos checos advierten que el desarrollo de la situación es difícil de predecir.

Se normaliza la situación en Bohemia Occidental y del Sur

En las regiones de Bohemia Occidental y del Sur la situación se normaliza paulatinamente. El nivel de las aguas, no obstante, desciende lentamente y la mayoría de las ciudades y aldeas de estas regiones siguen sin electricidad. Ciertos problemas se registran igualmente en el sistema de abastecimiento de alimentos. En Pilsen, capital de Bohemia Occidental, poco a poco va descendiendo el nivel de las aguas y por la ciudad volvieron a circular autobuses. Los tranvías y trolebuses, no obstante, siguen fuera de funcionamiento, ya que varias de las zonas de la ciudad continúan sin electricidad. Se restablece también la circulación de automóviles aunque, según últimas informaciones de Pilsen, las limitaciones en las carreteras y calles de la ciudad ocasionadas por las inundaciones, tienen como resultado la formación de largas colas de autos.

Presidente Václav Havel interrumpió sus vacaciones y regresó al país

El Presidente, Václav Havel, interrumpió sus vacaciones en Portugal y regresó este miércoles a la República Checa, para poder seguir de cerca la situación en el país, afectado por las inundaciones. Del aeropuerto de Praga- Ruzyne, Havel se dirigió directamente al centro de la capital checa para enterarse de los daños causados por las inundaciones. En horas de la noche Václav Havel se reunió con el Primer Ministro, Vladimír Spidla, quien le informó de las medidas que fueron adoptadas para enfrentar la catástrofe natural.

Las aguas del río Vltava siguen amenazando a Praga

La capital checa Praga sigue haciendo frente a la mayor inundación en su historia. Los hidrólogos pronostican que las aguas del río Vltava que atraviesa la ciudad podrían ir subiendo hasta horas de la noche de este miércoles, pudiéndose esperar que posteriormente su nivel vaya descendiendo paulatinamente. En Praga el nivel del río Vltava alcanzó este miércoles más de 780 centímetros. Algunos barrios de la capital están totalmente desconectados por el agua del resto de la ciudad. El metro capitalino funciona parcialmente, continuando cerradas varias de sus estaciones que están inundadas. Grandes problemas enfrenta todo el sistema de transportes de la capital. Inundada se encuentra asimismo la Oficina de Estadísticas checa que anunció que esta semana ya no podrá proporcionar a la población ningún tipo de informaciones. En los barrios inundados de Praga fue cortado el suministro de electricidad. Sin luz se encuentra también el Castillo de Praga, la sede del Gobierno checo y varios grandes hoteles en el centro de la capital.

Cerrados en Praga varios lugares de atractivo turístico

A causa de la fuerte inundación las autoridades municipales de Praga tuvieron que cerrar varios lugares de atractivo turístico en la capital, entre ellos el Puente de Carlos, la plaza de la Ciudad Vieja en la que fue puesto fuera de funcionamiento el histórico reloj astronómico. Las aguas inundaron también los sótanos del Teatro Nacional y cerradas fueron igualmente varias embajadas y Ministerios situados en las cercanías del río Vltava.

En el aeropuerto de Praga escasean carburantes

Afectado por las inundaciones está el transporte aéreo en la República Checa. El mayor aeropuerto del país, el de Praga-Ruzyne anunció que comenzaban a escasearle carburantes, por estar imposibilitado el suministro de los mismos a causa de las inundaciones. Cerrados prosiguen varios pasos fronterizos del país.

14-08-2002