Informaciones diarias Noticias

04-03-2003

Gobierno checo pide al Parlamento moción de confianza

El Gobierno checo pidió a la Cámara de Diputados una moción de confianza. El martes que viene, los diputados checos votarán a favor o en contra del Gobierno del Primer Ministro, Vladimir Spidla. Éste reacciona así a la derrota sufrida por la coalición gubernamental y su candidato en la elección presidencial. El presidente electo Václav Klaus, es el antiguo líder del mayor partido de oposición, el Partido Cívico Democrático, por quien votaron también varios legisladores de los partidos oficialistas. Los diputados de la coalición gubernamental, integrada por la Socialdemocracia, el democristiano Partido Popular y la Unión de la Libertad, expresaron que apoyarán al Gabinete actual. En la Cámara Baja del Parlamento disponen de 101 votos, o sea la mitad más uno de los 200 escaños.

El opositor Partido Cívico Democrático no respaldará al Gobierno durante la moción de confianza

El vicepresidente del opositor Partido Cívico Democrático, Petr Necas, anunció que su formación no votará a favor del Gobierno durante la moción de confianza solicitada por el oficialismo. El representante de la oposición sostuvo que se trata de un asunto interno de la gobernante Socialdemocracia, y que como oposición no han visto ningún avance significativo en el Gobierno. Por su parte, los comunistas expresaron que no votarían a favor del Gabinete, no obstante, tampoco desean desestabilizar la coalición gubernamental y celebrar elecciones anticipadas.

Crisis gubernamental se cobra primeras víctimas políticas

La crisis gubernamental, como consecuencia de la derrota en las elecciones presidenciales ganadas por el oposicinista Václav Klaus, ya tiene las primeras víctimas políticas. Renunciaron a sus cargos los siete miembros de la facción parlamentaria de la gubernamental socialdemocracia. El jefe de la misma Milan Urban explicó que no puede dirigir un grupo parlamentario que dice una cosa y hace otra, en alusión al hecho de que varios parlamentarios socialdemócratas votaron en la elección presidencial por el candidato opositor.

Vacunas contra la viruela no son del todo seguras

La República Checa dispone de un número suficiente de vacunas contra la viruela en caso de un ataque terrorista en el que se utilice el virus de la variola. No obstante, recientes estudios demuestran que las vacunas pueden producir la muerte o graves complicaciones. Debido a ello no se vacunan masivamente todos los soldados que puedan trasladarse a las zonas de alto riesgo. Solo en caso de un ataque terrorista se podría pensar en vacunar a toda la población, porque así se salvarían muchas vidas, pero la vacuna no puede aplicarse, por el momento, de manera masiva.

04-03-2003