Informaciones diarias Noticias

20-03-2003

La unidad antiquímica checo-eslovaca de Kuwait no participó en las operaciones militares

La unidad antiquímica checo-eslovaca desplazada en Kuwait no participó en las operaciones militares contra Irak. Los soldados checos y eslovacos no obtuvieron el mandato de sus gobiernos y en la guerra participarán solo en caso de que se usen armas de destrucción masiva.

Presidente checo aseguró que la República Checa no pertenece a los países que iniciaron la operación contra Irak

El presidente checo, Václav Klaus, dio a conocer que la República Checa no se encuentra entre los países que iniciaron la operación militar contra Bagdad. El mandatario lamentó que la crisis de Irak no se solucionó de manera pacífica. El portavoz presidencial, Tomás Klvana, dijo que el mandatario esperaba que los objetivos de la operación militar se alcancen de manera efectiva y rápida sin grandes pérdidas entre la población civil.

Ministro de RR.EE.: "Estar al lado de la coalición contra Irak no significa ser miembro de la misma"

"Estar al lado de la coalición contra Irak no significa ser miembro de la misma," informó este jueves el ministro de Relaciones Exteriores checo, Cyril Svoboda. El ministro se vio obligado a explicar sus declaraciones del miércoles respecto a que la RCh está al lado de la coalición anti-iraquí. La información de Svoboda la negó el gobierno checo argumentando que la RCh no participará en operaciones militares.

Tres empleados de la embajada de Irak permanecen en Praga

Pese a que el Estado checo expulsó a cuatro diplomáticos iraquíes de su territorio, el encargado de negocios Málik Muhammad y dos empleados de la embajada de Irak permanecen en Praga. "Consideramos como un hecho importante mantener cierto tipo de contacto entre la República Checa e Irak," informó al respecto el viceministro de Relaciones Exteriores, Alexander Vondra.

Aumentan medidas de seguridad en la RCh

El primer ministro checo, Vladimir Spidla, dijo que tras el inicio de la operación militar contra Irak, la República Checa se mantiene en estado de alerta, e instó a los ciudadanos a no menospreciar los riesgos que desprenden de la guerra. Las fuentes de agua potable y de energía, las plantas electronucleares así como importantes nudos de comunicación, como vías férreas, aeropuertos y carreteras, serán protegidos por la Policia y efectivos de las Fuerzas Armadas. "Las instituciones respectivas han tenido tiempo suficiente para prepararse por lo que estamos en condiciones de cumplir todas las tareas que nos esperan". Por su parte, el ministro del Interior, Stanislav Gross, subrayó que las medidas de seguridad no alterarán la vida cotidiana de los ciudadanos. Las medidas de seguridad más estrictas tomaron también empresas como las refinerías químicas y empresas de armas. Como las más amenazadas se sientes también empresas de propietarios estadounidenses en el territorio checo.

Policía checa pide ayuda al Ejército

La Policía checa pidió refuerzos a la Fuerzas Armadas para proteger objetivos estratégicos en el país. El ministro de Defensa checo, Jaroslav Tvrdík, confirmó que unos 600 soldados cooperarán con la Policía en la vigilancia de diversos objetivos estratégicos. Según las normativas del Gobierno en caso de necesidad las Fuerzas Armadas pueden facilitar hasta 2500 soldados.

En Praga se manifestó contra la guerra en Irak

Una quinientas personas se reunieron este jueves en la plaza principal de Praga para expresar su desacuerdo con la guerra en Irak. Los manifestantes llevaban transparentes con: "Alto a la guerra en Irak" y "Go home US army". La manifestación fue organizada por el grupo "Iniciativa contra la guerra".

El ejército checo prepara hospital militar como ayuda humanitaria

El ejército checo prepara un hospital militar como ayuda humanitaria en Irak. El hospital que dispone de aparatos modernos, salas quirúrgicas y camas para 50 heridos podría empezar a funcionar desde abril. Los soldados del hospital militar checo ayudaron en Albania y el año pasado volvieron de Afganistán.

Ayuda humanitaria para Irak

La Conferencia Episcopal Checa exhortó a los ciudadanos del país a recoger ayuda humanitaria para los civiles en Irak. Los obispos católicos expresaron que es muy difícil decidir cuál es el mal menor, si defender la paz por medio de la fuerza o no hacer nada y permitir que se multiplique el poder del dictador Saddam Hussein. Los obispos insistieron en la necesidad de recoger ayuda humanitaria para los civiles en Irak, ya que se trata de ayuda al prójimo. La organización humanitaria checa ADRA convocó una colecta financiera para las víctimas del conflicto y está preparando una expedición de camiones con medicamentos, alimentos y ropa a la región.

20-03-2003