Aprobada en Praga la primera Carta de Pacientes con Depresión Bipolar

25-09-2003

Praga fue escenario la semana pasada del congreso anual más importante de psiquiatría en Europa. Los participantes se familiarizaron con el avance en el tratamiento farmacológico de enfermedades mentales. Gran atención fue prestada a la depresión bipolar. De este tipo de trastorno Radio Praga conversó con el doctor Eduard Vieta, de Barcelona, España, que acudió a dicho congreso.

¿Qué es la depresión bipolar?

"La depresión bipolar es una enfermedad que consiste básicamente en una alteración de los mecanismos que regulan el estado de ánimo. Es decir que las personas que la sufren presentan cambios del estado de ánimo, en los que predomina sobre todo la fase depresiva. Ésta consiste en la falta de ilusión, falta de motivación, todo cuesta un gran esfuerzo, el cansancio, no se puede dormir bien, la tristeza, la preocupación. Pero al mismo tiempo eso sería una depresión como cualquier otra. La fase depresiva se alterna con períodos en los que hay euforia, excitación, muchas ganas de hacer cosas, hablar más de la cuenta, meterse en problemas a veces por querer hacer negocios".

¿En qué se diferencia de la depresión unipolar?

"Bipolar significa dos polos. Y el segundo polo es el polo eufórico, esto nunca se da en las depresiones comunes o unipolares, sino que es exclusivo de la depresión bipolar".

¿A qué porcentaje de la población adulta afecta la depresión bipolar?

"Hasta no hace mucho se decía que era solamente el uno por ciento de la población, lo cual, desde luego, no es desdeñable, es bastante. Pero actualmente tenemos datos recién publicados que demuestran que esto afecta a entre el dos y el cuatro por ciento de la población. Lo que indica que es una enfermedad muy frecuente a la que, sin embargo, no se está prestando la atención adecuada".

¿En todo el mundo o solamente en Europa?

"Las cifras que he mencionado son de los estudios de Estados Unidos. Pero lo que se ha observado es que esta enfermedad es independiente de la cultura y del contexto geográfico. Es decir que ocurre con la misma frecuencia en países pobres y ricos, en el norte y en el sur, a diferencia de las patologías tales como la anorexia que es propia de países desarrollados y de zonas urbanas más que de las zonas rurales. En este caso, el trastorno bipolar es una enfermedad de base genética y por lo tanto asociada al propio desarrollo de la humanidad y es independiente de razas y culturas".

¿Se presenta también en niños?

"Sí, se presenta también en niños y esto es también algo que desconocíamos hasta hace poco. Y actualmente hay estudios que demuestran que es bastante frecuente en niños. Se confundía con lo que llamamos trastornos de conducta, con mal comportamiento. Niños que no atienden la clase, que tienen malos resultados en sus estudios, a veces lo que están sufriendo es un inicio de la depresión bipolar".

 

¿Por qué es tan difícil diagnosticar la enfermedad?

"Es difícil porque no hay ninguna prueba biológica que permita diagnosticarla. No tenemos una radiografía, un análisis de sangre, algo objetivo que nos permita asegurarnos que una persona tiene la enfermedad. Tenemos que evaluar los síntomas, confiar en lo que nos cuentan los pacientes y las familias y entonces deducir. Y hay unos criterios para hacer el diagnóstico. Por eso muchas veces se ha atribuido a otras razones el comportamiento anormal de una persona. Se atribuye a las drogas porque muchos pacientes consumen drogas. Muchas veces es más fácil culpar a la droga, al alcohol, a la cocaína del comportamiento y no ver que debajo de ese consumo de drogas hay un trastorno mental".

¿Es curable?

"No es curable pero es tratable y eso es importante. La enfermedad no desaparece lo que sí se puede hacer es mantenerla controlada y en muchos casos indefinidamente. Lo cual es bastante parecido hasta el curado, pero no es exactamente lo mismo. Al igual que un diabético puede estar perfectamente compensado y morir por otra causa a los noventa años. Y tenemos actualmente medicamentos eficaces y además se están desarrollando nuevos tratamientos".

En el Congreso de Praga fue aprobada la primera Carta de Pacientes con Depresión bipolar que subraya la relevancia social de esta enfermedad y exhorta a la lucha contra el estigma que se asocia a la misma.

25-09-2003