25-11-2004

"Puentes de espaguetis","Botas que suplen a los ciegos la vista", "Hallazgo de monedas romanas en Bohemia Central"- éstos son los temas que les ofreceremos en la presente edición.

Puentes de espaguetis y macarrones

El Puente de macarrones (Foto: CTK)El Puente de macarrones (Foto: CTK) Los futuros proyectistas de audaces y elegantes puentes buscan ingeniosas soluciones construyendo minipuentes de...espaguetis. Alumnos de la Universidad Técnica de Liberec, Bohemia del Norte, construyeron doce miniestructuras de puentes utilizando como material de construcción espaguetis y macarrones. Cada construcción de pasta fue sometida a una prueba de resistencia que suponía soportar durante cinco minutos una carga de dos kilos.

Las pruebas se realizaron en Liberec según las condiciones del Spaghetti Bridge Contest que desde hace dos décadas convoca una universidad en Colombia Británica, Canadá. En el concurso suelen participar estudiantes del mundo entero. La Universidad Técnica de Liberec planea inscribirse en este certamen internacional el próximo año.

El concurso realizado en Liberec fue una especie de ensayo general para la competición internacional. Los alumnos de la Universidad Técnica de esa ciudad tenían que elaborar el proyecto y construir un puente de pasta que fuese el más ligero posible y soportara la mayor carga posible. La construcción que debía tener como máximo un metro de largo y 50 centímetros de alto, podía ser confeccionada sólo de pastas corrientes que se venden en las tiendas, como espaguetis y macarrones.

A los concursantes se le permitía cortar y modelar este inusual material de construcción, incluyendo su acondicionamiento con agua caliente. Las reglas del concurso prohibían el uso de otros procedimientos.

¿Cuáles han sido los parámetros de los minipuentes ganadores? El puente de pasta más ligero pesaba 202 gramos y aguantó durante cinco minutos una carga de dos kilos.

En la categoría en la que se evaluaba la relación óptima entre el peso del puente y la capacidad de carga, ganó un puente de pasta que pesaba unos 260 gramos y aguantó una carga de 4 kilos y medio.

 

Botas que suplen la vista a los ciegos

Antonín Kaspara y su invento (Foto: CTK)Antonín Kaspara y su invento (Foto: CTK) El inventor Antonín Kaspara de la comarca de Uherské Hradiste confeccionó botas que suplen a los ciegos la vista. Nos calzamos estas botas y es como si viéramos, afirman los invidentes. Un dispositivo instalado en la suela de la bota emite un rayo infrarrojo. Al chocar el rayo con un obstáculo, la bota empieza a vibrar.

¿En qué consiste la novedad de la bota vibrante? Hoy en día los invidentes disponen de muchos dispositivos que les advierten de los obstáculos en el camino. Sin embargo, para registrar sus señales los invidentes necesitan los auriculares. Con los auriculares puestos su oído no puede captar otras señales de vital importancia. La bota vibrante resulta mucho mejor para garantizar la seguridad de los invidentes.

 

Monedas romanas en Bohemia Central

Los arqueólogos han hallado en las cercanías de la ciudad de Mladá Boleslav, Bohemia Central, una singular colección de 44 monedas romanas. La mayoría de las monedas que los arqueólogos retiraron del lecho fangoso de un curso fluvial, se remontan al tercer y al cuarto siglo de nuestra era.

Las monedas halladas son un testimonio de los contactos existentes entre Roma y las tribus germanas que vivieron en el actual territorio checo desde finales del primer siglo antes de Cristo hasta mediados del siglo sexto de nuestra era.

Las piezas más valiosas de la colección son las monedas acuñadas en el tercer siglo de nuestra era en Galia y en Britania. Los hallazgos de monedas acuñadas en el territorio de esas provincias romanas son muy raros en Bohemia.

25-11-2004