17-03-2005

En esta edición les ofreceremos los siguientes temas: "Células madre curarán el cerebro","En la República Checa ha sido erradicado el mal de la rabia", "Paleontólogo aficionado descubre un fósil raro en el muro del palacio de Litomysl".

Reparando el cerebro

Los científicos checos están testeando novedosos métodos que posibilitarán reparar en el cerebro los lugares dañados por la apoplejía, por un accidente o por la demencia. Los especialistas del Centro para terapia celular y sustitución de tejidos con sede en Praga experimentan en cobayas animales un original método de tratamiento: con ayuda de partículas extraordinariamente pequeñas- una especie de bioportadores- transportan al lugar dañado del cerebro las células madre.

Las células madre poseen la capacidad de transformarse en cualquier célula especializada. Pueden por lo tanto sustituir las células lesionadas del cerebro.

En el Hospital Universitario de Praga los médicos ya tratan con células madre a pacientes con lesiones de la médula espinal. ¿Con qué resultado? La profesora Eva Syková que encabeza el proyecto afirma: "Vemos una mejora parcial en algunos pacientes, pero todavía es muy temprano para hacer una evaluación definitiva".

No obstante, los médicos ya pueden hacer algunas conclusiones: El tratamiento con las células madres es seguro para los pacientes. No se han manifestado efectos colaterales como la creación de tumores. También ha resultado evidente que conviene administrar las células madre inmediatamente después del accidente, en la fase aguda de la enfermedad.

 

En la República Checa ha sido erradicado el mal de rabia

El peligro de que un hombre sea mordido por un perro u otro animal hidrófobo es hoy en día casi nulo en la República Checa. Gracias a la vacunación antirrábica de los zorros los veterinarios lograron erradicar esta enfermedad letal de todo el territorio nacional.

La última víctima del mal de rabia en la República Checa fue un vietnamita que falleció en 1989 tras haberse contagiado en su país de origen. Desde entonces no se ha registrado en la República Checa un solo caso.

Todavía hace veinte años el virus rábico hacía estragos en el territorio checo. En 1984 los veterinarios registraron un número récord de animales contagiados: 2232 casos. Por eso se inició a finales de los años ochenta la vacunación masiva de los zorros que transmiten el mal de rabia a otros animales.

En los bosques se colocaban cebos con la vacuna que los zorros se comían, adquiriendo de esta manera la inmunidad. La vacuna antirrábica surtió efecto. En el año 2002 los veterinarios detectaron en las muestras procedentes de animales cazados o muertos sólo tres casos de rabia. Desde entonces no se ha registrado un solo caso.

Erradicado el mal de la rabia en el territorio nacional, los veterinarios colocan cebos con la vacuna antirrábica sólo en las regiones adyacentes a las fronteras con Polonia, Eslovaquia y Alemania.

 

Paleontólogo aficionado descubre un pez fósil en el muro de un palacio

Foto: CTKFoto: CTK Sensacionales hallazgos paleontológicos son posibles en lugares menos pensados. Por ejemplo, se descubre un fósil en el muro de un palacio renacentista...

Precisamente esto acaba de ocurrir en la ciudad de Litomysl, Bohemia Oriental. Un paleontólogo aficionado descubrió un pez fósil muy raro de la familia Osmeroides en una piedra del muro del palacio de Litomysl. Los especialistas afirman que el fósil procede del período cretáceo, siendo su antigüedad de 90 millones de años.

El casual hallazgo del paleontólogo aficionado causó asombro a los paleontólogos profesionales del Museo Nacional de Praga. Lo más extraordinario es el lugar del hallazgo. Al pie del muro del palacio donde fue hallada la piedra con el pez fósil pasan diariamente centenares de turistas. Seguramente habrán visto el muro con el fósil también centenares de arqueólogos e historiadores. Lo han mirado, pero sin ver.

17-03-2005