31-03-2005

En esta edición abordaremos dos temas: "Los checos abusan de los antibióticos" y..."Ciervos y corzos del Parque Nacional de Sumava portarán collares de monitoreo".

Abuso desmesurado de antibióticos crea resistencia bacteriana

Los checos abusan de los antibióticos y estos pierden eficacia, advierten los especialistas.

Los médicos checos se han acostumbrado a prescribir a los pacientes los antibióticos aún cuando no es imprescindible. Los expertos advierten que ello está llevando a la aparición de un problema muy grave: crece rápidamente el número de las cepas bacterianas resistentes a los antibióticos.

Esto quiere decir que los gérmenes se hacen insensibles a determinados antibióticos. Bacterias que antes eran sensibles ahora presentan defensas contra los antibióticos y éstos son ineficaces en el tratamiento de las enfermedades causadas por las cepas resistentes.

Hace algunos años, en la República Checa, a diferencia de Europa Occidental, no se registraba la incidencia de bacterias resistentes frente a los antibióticos. Ahora los checos alcanzan rápidamente a Europa en este aspecto y el ritmo de crecimiento de la resistencia bacteriana en este país es galopante. Los expertos tocan alarma.

La resistencia bacteriana frente a los antibióticos empezó a aumentar en la República Checa en los años 90. Después de décadas de aislamiento, el mercado checo se abrió a los fármacos extranjeros. Al mismo tiempo aumentó el flujo del dinero al sector Salud. Los médicos empezaron a administrar los novedosos antibióticos occidentales en cantidades industriales. Los expertos han verificado que los médicos checos prescriben un 40 por ciento más de antibióticos de lo que es imprescindible.

Y también los pacientes checos han empezado a abusar desmesuradamente de los antibióticos, exigiendo a los médicos este tratamiento aún cuando no sea necesario. Ante la presión de los pacientes, los médicos prefieren complacerlos para evitar problemas.

Los médicos se encuentran en un fuego cruzado. Además de los pacientes, los presionan los laboratorios farmaceuticos a administrar los antibióticos modernos, más propensos a provocar la resistencia bacteriana que los clásicos.

Los laboratorios farmaceúticos no están interesados en que los médicos administren a los pacientes la penicilina. Ésta no presenta efectos secundarios, pero es barata y su producción no genera lucro.

La hábil mercadotecnia fomenta el uso- abuso- de los antibióticos. Simultáneamente crece la resistencia bacteriana y los especialistas temen que vuelvan a adquirir una peligrosa virulencia las enfermedades que consideramos desde hace 60 años como fácilmente curables.

 

Ciervos portarán collares de monitoreo

Foto: Smudge 9000, Creative Commons 2.0Foto: Smudge 9000, Creative Commons 2.0 A partir del próximo mes de mayo, una decena de ciervos y una treintena de corzos del Parque Nacional de Sumava portarán collares especiales que permitirán monitorear su movimiento y sus hábitos en un área que comparten con su predador, el lince. Para que sea posible colocarles el collar, los animales serán adormecidos con ayuda de proyectiles narcotizantes.

Los collares están equipados con un dispositivo que posibilita la comunicación con los satélites y ello facilitará a los científicos la localización de los animales. El collar que portarán ciervos y corzos, podrá ser reprogramado y desabrochado a distancia y está previsto que su pila funcionará cuatro años.

Foto: Mehmet Karatay, Creative Commons 3.0Foto: Mehmet Karatay, Creative Commons 3.0 El seguimiento de animales a distancia se ha practicado hasta ahora en el Parque Nacional de Sumava sólo en el monitoreo de los hábitos del lince. Los collares hacen posible monitorear el movimiento de los felinos salvajes y encontrar los ejemplares abatidos por cazadores desalmados.

El proyecto telemétrico, es decir el seguimiento a distancia de los linces, se lleva a cabo en los bosques de Sumava desde hace ocho años. En ese lapso de tiempo tres de los quince linces monitoreados fueron abatidos de manera criminal.

31-03-2005