26-05-2005

"Los probióticos fortalecen nuestra inmunidad", "Gruta de sal del Mar Muerto en Mariánské Lázne", "Un emisor fabricado en la metrópoli morava de Brno trabajará en la Estación Cósmica Internacional"- éstos son los temas que les ofreceremos en la presente edición.

El futuro pertenece a los probióticos

Se acerca la era postantibiótica, afirma el especialista en inmunología y microbiología Ctirad John, de 84 años, laureado recientemente con la Medalla de la Sociedad Erudita Checa.

El científico sostiene que en un futuro próximo se administrarán los antibióticos sólo en caso de enfermedades agudas. En otros casos será preferible poblar el tracto gastrointestinal con los probióticos que fortalecen la inmunidad, opina Ctirad John, uno de los fundadores de la inmunología y microbiología checa.

Hagamos un alto ya que hace falta explicar a los oyentes qué son los probióticos.

Probiótico es una palabra de origen griego que significa "a favor de la vida". Es el término utilizado para las bacterias amistosas residentes en el tracto gastrointestinal y en la boca. El Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus bulgaricus, Bifidobacterium bifidum y otras bacterias probióticas son la primera línea de defensa de nuestro cuerpo contra los microorganismos daniños que se inhalan o ingieren.

Tras esta imprescindible explicación sobre las bacterias beneficiosas volvamos al pionero de la inmunología y microbiología checa Ctirad John quien insiste a raíz de sus investigaciones en que hoy en día no cabe la menor duda de que las baterias probióticas alojadas en el intestino grueso aumentan la inmunidad. Además, los probióticos bajan el nivel de colesterol y actúan contra las inflamaciones.

El científico ilustró la eficacia de los probióticos con el siguiente ejemplo: "Mis amigos durante su viaje por Egipto tomaban con regularidad los probióticos lo que les posibilitó conservar un buen estado de salud. Pudieron conocer todos los monumentos importantes mientras que muchos otros viajeros no conocieron más que los retretes".

 

Gruta de sal del Mar Muerto

Balneario de Mariánské LázneBalneario de Mariánské Lázne Los pacientes y visitantes del balneario de Mariánské Lázne, Bohemia Occidental, pueden beneficiarse de las propiedades curativas de una gruta de sal. El hotel Krakonos la ha construido de 20 toneladas de sal del Mar Muerto.

Los médicos recomiendan las sesiones curativas en la gruta de sal a los pacientes que padecen enfermedades respiratorias, dermatológicas, cardiovasculares y psíquicas.

La gruta de sal con la salinidad de aire regulada sustituye una estancia a orillas del mar que la República Checa no tiene. La sesión curativa de una hora de duración que los pacientes disfrutan sentados en cómodos sillones, cuesta 150 coronas, una suma equivalentes a 5 euros.

La música de relajamiento que viene de los auriculares les propociona la ilusión de escuchar el murmullo de las olas y el grito de las aves marinas.

 

El Instituto Politécnico de Brno fabrica equipos para misiones espaciales

La NASA ha aplazado por dos meses el vuelo del transborador que debía transportar a la Estación Cósmica Internacional entre otros un equipo diseñado y fabricado en el Instituto Politécnico de la metrópoli morava de Brno. Se trata de un emisor especial cuya fabricación ha sido encargada a los especialistas de Brno por la Academia Naval de Estados Unidos.

Además, los expertos del Instituto Politécnico de Brno están terminando la fabricación de componentes para el nuevo satélite Phase 3E de la organización internacional AMSAT. La misión de este ingenio espacial será probar tecnologías que pudieran utilizarse en la sonda que será lanzada a Marte.

El satélite será colocado en órbita en 2006 mientras que el desarrollo de la sonda a Marte requerirá de la AMSAT todavía algunos años de intenso trabajo.

26-05-2005