23-06-2005

"La estructura de las alas del mayor avión de pasajeros, Airbus 380, se debe a un científico checo", "También la agricultura es culpable de las inundaciones"- éstos son los temas que les ofrecemos en la presente edición.

La estructura de las alas del Airbus 380 se debe a un científico checo

El Airbus 380 es el mayor avión comercial de pasajeros de la historia. La estructura interna de sus alas ha sido diseñada según un programa informático elaborado por el científico checo Michal Kocvara.

Se trata de una solución revolucionaria. Gracias al programa informático del especialista checo las estructuras de las alas pesan casi un 50 por ciento menos que las construidas según los procedimientos tradicionales. Cada kilogramo menos es muy importante ya que permite reducir el consumo del combustible.

El camino del invento checo al mayor avión de pasajeros de la historia empezó en la universidad de Erlangen, cerca de Nuremberg. Allí Michal Kocvara concibió con el profesor Jochem Zowe y dos doctorandos un programa matemático que mostraba a los proyectistas cómo diseñar un elemento- soporte que exigiera el consumo más bajo posible de material. Al mismo tiempo debería poseer la necesaria firmeza, flexibilidad y confiabilidad.

Después de años de búsquedas y pruebas, surgió un programa informático que Michal Kocvara denomina MOPED. La noticia sobre el programa no tardó en llegar a la oficina de proyección de la filial de Munich de la empresa European Aeronautic Defence and Space Company.

Llamó la atención de los ingenieros de la compañía el hecho de que el programa MOPED es más rápido de manera que ahorra el costoso tiempo de los ordenadores. Además, a los proyectistas les proporciona más informaciones. Muestra no sólo el diseño de la construcción sino que indica qué características y grosor debe tener el material en cada uno de los segmentos de la estructura soporte.

El programa informático MOPED tiene un gran futuro ya que puede ser utilizado siempre que sea necesario reducir el peso de una construcción, por ejemplo, en el diseño de los coches de Fórmula 1 o de bicicletas de carrera.

También las fábricas de automóviles que lanzan al mercado grandes series, se esfuerzan por reducir el peso de sus componentes. Es obvio: Cuánto menos pesa el auto, menos carburante consume.

 

También la agricultura es culpable de las inundaciones

¿Cómo devolver al paisaje la capacidad de retener el agua? Esta pregunta preocupa tanto a los expertos checos como a los comunitarios, ya que son cada vez más devastadores los efectos de las lluvias torrenciales.

El suelo en Europa está tan dañado por la agricultura intensiva y por la quimización que no es capaz de absorber el agua de los aguaceros. Incluso precipitaciones de corta duración provocan en los valles inundaciones de gran envergadura.

La Comisión Europea prepara por eso una serie de medidas encaminadas a regular, por lo menos parcialmente, la explotación agrícola en regiones frecuentemente inundadas. También en la República Checa los administradores de los cursos fluviales piden el correspondiente cambio de la legislación.

Un cultivo muy problemático es el del maíz, ya que el agua se desliza por los maizales como por el asfalto y arrastra consigo el barro. Sin embargo, los cultivos inadecuados no son el único problema. Deterioran el estado del suelo también las máquinas pesadas que apisonan los terrenos que pierden la capacidad de retener el agua.

Los 18 cambios legislativos que prepara la Unión Europea suponen regular la explotación agrícola de manera que se recupere la absorción del suelo. Donde exista el peligro de deslizamientos, se plantarán sólo determinados cultivos. También se regulará la forma de abonar los terrenos.

23-06-2005