07-07-2005

"Skoda Auto pone en práctica sus ambiciosos planes","Una joven checa pasa 60 días en cama como parte de un experimento de la Agencia Espacial Europea", "La fábrica Avia suministrará furgonetas a los Correos británicos"- éstos son los temas que les ofrecemos en la presente edición.

Skoda Auto produce coches en Kazajstán

La fábrica de automóviles Skoda ha iniciado en junio el ensamblaje de sus modelos en una planta ubicada en la ciudad de Ust-Kamenogorsk, Kazajstán Oriental. La dirección de la fábrica entregó el primer coche Skoda salido de las cadenas de montaje al presidente kazajo, Nursultán Nazarbayev, que inauguró la producción en la nueva planta.

Skoda Auto en la actualidad posee plantas en Bosnia, Ucrania y la India. En estos dos últimos países planea ampliar las instalaciones y la gama de los modelos producidos. A finales del próximo año Skoda quiere iniciar la producción del modelo Octavia en China.

La planta en la ciudad china de Shangai alcanzará su plena capacidad en el año 2007, cuando Skoda planea lanzar al mercado chino unos 40 mil coches al año.

La ampliación de las plantas de ensamblaje de los Skoda en el extranjero forma parte de los ambiciosos planes de la empresa de aumentar la producción hasta 600 mil coches al año.

 

Joven checa pasa 60 días en cama como parte de un experimento médico

La checa Monika Nováková pasó sesenta días en posición horizontal en una cama al tomar parte en un singular experimento médico que imitaba las condiciones de un vuelo cósmico prolongado.

Dicho experimento fue llevado a cabo en Toulouse, Francia, por la Agencia Espacial Europea, la ESA. Los científicos del Instituto de Medicina y Fisiología Cósmicas se proponían averiguar cómo actúa sobre el ser humano la circunstancia de permanecer en inactividad durante un prolongado período, lo que se parece a un vuelo cósmico.

Ya que al espacio viajan y viajarán también las mujeres, la Agencia Espacial Europea invitó a las ciudadanas comunitarias a participar en el experimento que suponía pasar 60 días acostada en una cama con la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo.

La selección de las participantes del experimento entre las 1400 candidatas fue muy rigurosa. Monika Nováková era una candidata ideal. En la Facultad de Ciencias Naturales de Hradec Králové se graduó en Biología y Matemáticas. Después de pasar un año en Estados Unidos dominaba muy bien el inglés. Tenía una buena salud, en su país y en el extranjero practicaba el senderismo.

Todas estas cincrustancias contribuyeron a que fuera incorporada al grupo de doce mujeres de entre 25 y 40 años que participaron en el experimento, que se centró en el estudio de dos peligros que acechan al hombre en el cosmos en estado de ingravidez: la osteoporosis y la disminución de la masa muscular.

Monika relató que logró adaptarse con relativa facilidad a la posición con la cabeza inclinada hacia abajo, pero mucho peor fue la falta de privacidad, ya que las mujeres eran monitoreadas por las cámaras y a cada rato chequeadas por los médicos.

Una vez terminado el experimento, Monika necesitó tres días para adaptarse a la posición vertical y para que los músculos de su espalda volvieran a habituarse a soportar el peso del cuerpo. Los especialistas del Instituto de Medicina y Fisiología Cósmicas, de Toulouse, seguirán su estado de salud en los próximos tres años.

 

Avia suministrará furgonetas a los Correos británicos

Y una vez más nos referiremos al mundo de los motores. La fábrica de automóviles Avia del barrio praguense de Letnany suministrará furgonetas a los Correos británicos. El contrato de cinco años de duración comprende el suministro de furgonetas Avia D 75 y el servicio postventa.

La fábrica praguense, cuya marca tradicional es un ave en vuelo, está ahora controlada por la compañía Odien Capital Partners, que compró Avia a la empresa coreana Daewoo Motor. El nuevo dueño de Avia ha invertido en la fábrica cien millones de coronas, equivalentes a unos 3 millones de euros.

07-07-2005