22-09-2005

"El aprovechamiento de la energía eólica en la República Checa", "El año que viene terminarán las pruebas clínicas de la vacuna contra el cáncer del cuello uterino", "El zoológico de Praga ha contribuido para la salvación del caballo salvaje Przewalski" - éstos son los temas que les ofreceremos en esta edición.

Energía eólica en la República Checa

En el territorio de la República Checa se aprovechaba en el pasado la energía eólica en los molinos de viento. Está comprobada la existencia de un molino de viento en el huerto del monasterio de Strahov, en Praga, ya en el año 1277.

Un molino de viento, foto: Google MapsUn molino de viento, foto: Google Maps El mayor auge de los molinos de viento se registró en Bohemia en los años 40 del siglo 19 mientras que en Moravia y Silesia a finales de los años 70 de la misma centuria. Está documentada la existencia de casi 200 molinos de viento en Bohemia y 680 en Moravia y Silesia.

Hoy en día se aprovecha la energía eoólica en los aerogeneradores. En la República Checa creció este sector entre los años 1990 y 1995 al ser instaladas 24 centrales eólicas. Esta primera etapa se debió más bien al entusiasmo de los empresarios.

Después el sector sufrió hasta 2002 una depresión ya que los aerogeneradores, baratos pero poco confiables, sufrían muchos defectos y varios de ellos no pasaron por el período de pruebas. El descenso se debió también al bajo precio de la electricidad generada en las centrales eólicas. Ello desalentó el sector porque los dueños de los aerogeneradores no podían ni siquiera amortizar los créditos que habían tomado.

Un nuevo crecimiento de la energética eólica se produjo después del año 2002, impulsado por la subida de los precios de la electricidad obtenida del viento. Desde entonces se han instalado 15 nuevas centrales eólicas.

Los terrenos más propicios para la instalación de los aerogeneradores en la República Checa son los Montes Metálicos, al oeste, y las sierras de Krkonose y Hrubý Jeseník, al norte.

 

Vacuna contra el cáncer del cuello uterino

Científicos checos testean una original vacuna preventiva que debería proteger a las mujeres ante el cáncer del cuello uterino.

Es una de las primeras vacunas contra el cáncer ya que el carcinoma del cuello uterino está causado por un virus. Cada año surge en la República Checa un millar de nuevos casos de esta maligna enfermedad y centenares de mujeres fallecen.

Según los especialistas checos, la vacunación preventiva es idónea sólo para las muchachas adolescentes de 12 y 13 años. Anualmente serían vacunadas 40 mil chicas.

La vacuna contra el cáncer del cuello uterino está siendo testeada en 1400 mujeres. Según todo indica, las pruebas clínicas terminarán a mediados del próximo año. Una vez concluídas, la vacuna será lanzada al mercado.

 

El zoológico de Praga ha ayudado a salvar al caballo Przewalski

El caballo salvaje Przewalski está siendo reintroducido a su país de origen, Mongolia. El que no se haya extinguido es también mérito del zoológico de Praga.

Caballo Przewalski, foto: Kristýna MakováCaballo Przewalski, foto: Kristýna Maková El caballo Przewalski fue visto por última vez en la naturaleza mongola en el año 1946. En los años posteriores se disiparon las esperanzas de que en Mongolia hubiesen quedado todavía algunas poblaciones. Estaba claro que la salvación de los Przewalski dependía sólo de los zoológicos.

Los caballos Przewalski se crían en Praga desde la primera mitad del siglo XX. En 1921 el profesor Frantisek Bílek adquirió tres caballos Przewalski en la ciudad alemana de Halle. Los primeros cuatro potros los canjeó con el zoológico de Munich por otros animales destinados al naciente jardín zoológico en el barrio praguense de Troja.

En reconocimiento de los éxitos en la cría de caballos salvajes, el zoológico de la capital checa fue encargado en 1960 de llevar el libro genealógico de los Przewalski.

El número de los caballos Przewalski en los zoológicos mundiales fue creciendo. Los expertos acordaron que la reintroducción a la naturaleza mongola se iniciaría cuando las manadas de todos los zoológicos superasen la cifra de 500. Alcanzada esta meta, los primeros Przewalski regresaron a la naturaleza de Mongolia en 1992.

22-09-2005