26-01-2006

"Científicos de la ciudad de Olomouc estudian las antocianinas, pigmentos solubles que dan coloración al vino tinto", "Geopolimeros- material de construcción del futuro"- estos son los temas que les ofreceremos en la presente edición.

Científicos contribuyen a mantener la calidad del vino tinto moravo

Los químicos de la Universidad Palacký de la ciudad morava de Olomouc son los primeros de la República Checa que saben detectar si determinado vino tinto contiene los pigmentos colorantes de la respectiva variedad o si ha sido coloreado con colorantes obtenidos de frutos de saúco u otros.

El color es en el vino tinto una de sus características esenciales que el consumidor aprecia. Hay vinicultores que en caso de que el vino de sus viñedos tenga un color apagado, infringen la ética profesional y añaden a la bebida colorantes obtenidos a partir de otros frutos.

En el estudio de estos problemas se centran en la Unión Europea especialmente laboratorios de las potencias vinícolas, como España, Francia, Portugal e Italia. En la República Checa realizan este tipo de análisis sólo los químicos de la Universidad de Olomouc.

¿Y por qué lo saben hacer? Los investigadores de dicha Universidad estudian desde hace varios años las llamadas antocianinas, pigmentos solubles a los que debe su coloración el vino tinto y que son al mismo tiempo útiles para la salud humana. Por eso saben distinguir las antocianinas de otros colorantes.

Los científicos dicen que las antocianinas son filtros naturales de rayos violeta que protegen las plantas ante los componentes peligrosos de la radiación solar. Gracias a las antocianinas hace muchos millones de años las plantas podían propagarse del mar a la tierra firme.

El vino, y sobre todo el tinto, contiene una serie de antioxidantes que protegen el organismo humano ante los radicales libres. Las antocianinas figuran entre los antioxidantes de mayor importancia, ya que protegen preventivamente las células. Por el contrario, los especialistas consideran que los radicales libres representan el principal factor nocivo para las células, ya que provocan la proliferación cancerígena.

Material de construcción obtenido a partir de residuos

Pisos y casas familiares construidos de fragmentos de pantallas o casas de apartamentos y monumentos históricos reparados con material obtenido a partir de cenizas de una planta de incineración de residuos. ¿Parece un proyecto fantástico? No lo es. Científicos checos empiezan experimentos con el geopolimero, material de construcción universal obtenido de residuos.

El geopolimero es una piedra artificial que se asemeja por sus características a las rocas naturales. Es resistente a la presión y a las altas temperaturas.

Los experimentos con el geopolimero, programados para cinco años, son financiados con recursos procedentes de la Unión Europea, el gobierno checo y el ayuntamiento de Praga. Los ediles han decidido cofinanciar el proyecto porque podría ayudar a solucionar algunos problemas de la ciudad.

Praga tendría menos problemas con el almacenamiento de los desechos y para la fabricación de los geopolimeros sería posible aprovechar hasta los residuos de las depuradoras. El material obtenido de residuos abarataría significativamente la construcción de las viviendas.

26-01-2006