Ciencia y tecnología: Avión L 159 Alca

28-03-2002

Los constructores del avión de combate L 159 Alca, de la fábrica aeronáutica checa Aero Vodochody, opinan que su reactor puede ser utilizado para la lucha contra los terrortistas y destacan que corresponde a la nueva situación estratégica en el mundo.

Hasta principios de los años 90 la mayoría de los constructores de los aviones militares suponían que éstos serían utilizados en un intenso conflicto bélico contra un ejército regular. Sin embargo, hoy en día la gama de posibles conflictos es mucho más amplia, abarcando desde las operaciones antiterroristas y antiinsurgencia hasta conflictos militares de baja intensidad.

El avión L 159 Alca, Foto: CTKEl avión L 159 Alca, Foto: CTK Los constructores del avión L 159 Alca de la fábrica aeronáutica checa Aero Vodochody opinan que este aparato subsónico se presta precisamente para este tipo de operaciones.

L 159 Alca es un reactor con un radio de acción de 2500 kilómetros y su velocidad máxima es de 936 kilómetros por hora. Su techo de altura es de 13 kilómetros.

El armamento más eficaz del L 159 Alca son misiles teledirigidos que pueden ser utilizados contra aviones y blancos terrestres, incluídos los tanques. El avión de combate de la fábrica Aero está equipado, además, con tres cañones calibre 20 milímetros.

El peso del avión de combate L 159 Alca es dos veces y medio más bajo que el de un caza supersónico. Gracias a esta característica, el avión de combate checo puede tener un motor más pequeño, consume menos combustible y su operación es más barata.

El avión L 159 Alca se destina para combatir contra blancos en la tierra y en el aire.Debido a su alta capacidad de maniobra al volar a bajas velocidades, el Alca puede ser utilizado también contra helicópteros.

Los equipos electrónicos se miniaturizan cada vez más de manera que en el fuselaje del L 159 Alca, aunque más pequeño que el de un caza, ha sido posible instalar los equipos que se utilizaban en el pasado tan sólo en aviones militares de gran envergadura.

Gracias al hecho de que la República Checa es desde hace tres años miembro de la OTAN, los reactores L 159 Alca pueden ser equipados con sofisticados armamentos, como bombas guiadas por satélite o municiones que buscan los blancos con ayuda de su propio radar en miniatura o de guías laser.

La versión del avión de Aero vodochody que ahora está siendo ultimada- L 159B- es biplaza de manera que durante el entrenamiento puede sentarse al lado del piloto también el instructor.Este aparato tiene la novedad de que podrá ser reabastecido en el aire.

Los pilotos estadounidenses entrenan hoy en día los combates aéreos y el bombardeo utilizando la simulación digital directamente a bordo del aparato militar.Los expertos de la fábrica Aero Vodochody afirman que están preparados para incorporar a su avión los sofisticados equipos necesarios para este tipo de entrenamiento.

28-03-2002