Científicos checos descubren con sus colegas estadounidenses los enigmas de la materia y del universo

28-04-2005

La ciencia se internacionaliza. Científicos checos trabajan con los equipos estadounidenses que han descubierto un nuevo estado de la materia.

Físicos checos trabajan con los equipos estadounidenses que han logrado obtener en condiciones de laboratorio un nuevo estado de la materia, igual al que existía en el cosmos sólo unos microsegundos después del big - bang.

Aclaremos primero cuántos estados de la materia conocemos para evaluar lo novedoso de su experimento. Yo conozco el estado sólido, el líquido, el gaseoso y el plasma, que existe, por ejemplo, en los tubos fluorescentes.

El quinto estado de la materia es el llamado Condensado Bose- Einstein, cuya existencia fue pronosticada hace 80 años. Los átomos enfriados a temperaturas extremas sufren la transición al Condensado Bose-Einstein. Los físicos que lograron obtenerlo en el año 2001 recibieron el Premio Nobel.

Ahora conocemos el sexto estado de la materia gracias a los experimentos realizados en el acelerador RHIC, del Laboratorio Nacional de Brookhaven, en el Estado de Nueva York, en los que participan también físicos checos. La existencia de un nuevo estado de la materia se suponía desde hacía algún tiempo, pero los experimentos de Brookhaven han demostrado por primera vez su existencia.

El nuevo estado de la materia es una especie de "jarabe" caliente y espeso, compuesto por quarks y gluones, partículas elementales que en condiciones normales están aprisionadas dentro de los protones y neutrones que forman los núcleos de los átomos.

Acabas de decir que el nuevo estado de la materia es una especie de "jarabe" caliente, compuesto por quarks y gluones. Y yo pregunto: ¿A qué temperatura fluye este "jarabe"?

El nuevo estado de la materia es un líquido ideal que fluye prácticamente sin fricción a temperaturas cien mil veces más altas que la temperatura en el interior del Sol.

La investigación del nuevo estado de la materia, obtenido en el acelerador de Brookhaven, proporcionará a los científicos nuevas pistas acerca de cómo surgió el cosmos y cómo era en su fase temprana.

Según la hipótesis cosmológica del big-bang, el universo se originó hace unos 15 mil millones de años, por la violenta explosión de una pequeña bola superdensa, comprimida en un mínimo espacio, que contenía materia y energía.

Los experimentos llevados a cabo en el acelerador de Brookhaven han permitido obtener el estado de la materia como el que existía en el cosmos superjoven. En su fase temprana el cosmos fluía como un "jarabe" de quarks y gluones. Los especialistas checos del Instituto de Física Nuclear y del Instituto de Física de la Academia Checa de Ciencias estudian en Brookhaven las características de este "jarabe", compuesto por partículas elementales.

28-04-2005