Quemar más carbón supone exponerse a un mayor riesgo de padecer esterilidad y cáncer

29-09-2005

Los precios del crudo se disparan, arrastrando consigo los precios del gas y de la electricidad. Ya que el gas y la electricidad suben también en la República Checa, muchos consumidores vuelven a quemar carbón en las calderas de la calefacción central y en las estufas porque es más barato. Los científicos advierten de que el regreso masivo al uso del carbón podría deteriorar la salud a la población checa, obviamente también a aquellos que utilizan combustibles más limpios.

Las sustancias contaminantes que salen de las chimeneas provocan daños en la salud que antes ni siquiera sospechábamos. Los conocimientos más recientes obtenidos por los científicos checos ponen en evidencia que los hombres a quienes falta un gen específico pueden ser temporalmente estériles durante el invierno, cuando el aire está contaminado por los productos de la combustión del carbón.

¿Cómo llegaron los científicos a esta conclusión? A 36 hombres de la comarca de Teplice, Bohemia del Norte, les tomaron durante dos años muestras de semen para verificar la calidad de los espermatozoides. Los científicos registraron en los meses invernales la fragmentación del ADN-ácido desoxirribonucleico- en los espermatozoides maduros, trastorno que está relacionado con la esterilidad.

Se trata de una modificación temporal que se produce al registrarse elevadas concentraciones de sustancias contaminantes en la atmósfera. El ADN de los espermatozoides permanece dañado unos diez días.

En otra investigación, los científicos checos verificaron que en las personas que permanecen largas temporadas en un ambiente contaminado, baja en un 15 por ciento la capacidad de reparar su ADN. Eso significa que tales personas reparan peor las modificaciones causadas por las sustancias carcinógenas y están expuestas al peligro de desarrollar el cáncer.

Foto: La Comisión EuropeaFoto: La Comisión Europea El mayor peligro para la salud del hombre lo representan las minúsculas partículas de polvo inferiores a 2 micrómetros y medio y los hidrocarburos aromáticos policíclicos. Las fuentes de estas sustancias contaminantes son el tráfico automóvil y la combustión del carbón.

Por eso es una mala noticia que después del anunciado encarecimiento del gas y de cara al previsto crecimiento de los precios de la electricidad, en la República Checa un número cada vez mayor de consumidores compre carbón que es más barato. En algunas comarcas el incremento de las ventas de carbón alcanza un 20 por ciento.

El Instituto Estatal de Salud realizó una investigación en cuyo ámbito durante cinco años comparó la atmósfera de tres pequeñas localidades. El centro científico verificó que el aire más contaminado lo respiran los vecinos del pueblo de Havlovice nad Úpou,situado en una comarca al pie de la sierra de Krkonose.

En el pueblo se utiliza predominantemente carbón y algunos vecinos también queman desechos. Las concentraciones de la sustancia cancerígena benzopireno se acercan a las registradas en la ciudad industrial de Ostrava.

Los científicos registraron datos más alentadores en el pueblo de Habartice, en la comarca de Klatovy, donde los vecinos queman leña, y en la localidad de Trest, cerca de la ciudad de Jihlava, donde por lo menos parte de los vecinos dejó de quemar carbón y utiliza el gas.

29-09-2005