Tatra, el fabricante de automóviles más viejo en territorio checo

12-01-2006

La fábrica de automóviles Tatra es una de las empresas que escribieron las primeras páginas de la historia automovilística mundial. Tatra, con sede en la ciudad morava de Koprivnice, es el fabricante de automóviles más viejo en territorio checo. El Präsident, que salió de Koprivnice en el año 1897, es el automóvil más antiguo fabricado en el imperio austro-húngaro del que en aquel entonces formaban parte Bohemia y Moravia.

La historia de la fábrica de Koprivnice comenzó, de hecho, hace un siglo y medio en el taller de Ignác Shustala que decidió fabricar calesas y carrozas tiradas por caballos. Después pasó a fabricar vagones de ferrocarril y posteriormente automóviles, produciendo tanto turismos como camiones.

47 años después de la fabricación de la primera carroza tirada por caballos construyeron en Koprivnice en 1897 el primer vehículo motorizado, el Präsident, bautizado así en homenaje al presidente del club automovilístico austríaco. Un año después salió de la fábrica de Koprivnice el primer camión.

En aquel entonces ya habían entrado en la fábrica empresarios vieneses con abultado capital que transformaron la marca original Schustala and Company en Nesseldorfer Wagenbaufabrik Gesellschaft, Fábrica de vagones de Koprivnice. La red ferroviaria en expansión del imperio austro-húngaro garantizaba buenas ventas y prosperidad. Simultáneamente se proyectaban y fabricaban vehículos motorizados para fines civiles y militares.

La propia marca Tatra apareció a mediados de los años 30 del siglo pasado. Los conocedores de la historia no son unánimes en si el nombre se debía a la sierra de los Altos Tatras, donde la fábrica de automóviles realizaba pruebas de sus vehículos, o al sonido que emitían los motores de dos tiempos, utilizados en aquella época.

La marca Tatra es una de las más prestigiosas en la República Checa, estando protegida además en un centenar de Estados en el mundo entero. En las primeras décadas del siglo pasado debió las pioneras construcciones de sus automóviles al genial técnico Hans Ledvinka.

En el período de entreguerras la fábrica Tatra producía todos los medios de transporte que circulasen por carreteras y por vías férreas o que volasen en el aire. Fue la proveedora exclusiva del Ejército Checoslovaco ya que producía vehículos extraordinariamente resistentes.

Tatra conservó esta característica también después de la Segunda Guerra Mundial. Por decisión administrativa fabricó durante algún tiempo turismos de lujo en pequeñas series y después se especializó en la fabricación de camiones. En los años 90 la fábrica Tatra fue privatizada.

Tatra ha lanzado al mercado a lo largo de su historia 390 mil camiones de todos los tipos, incluidos aquellos que hizo famoso con sus seis victorias en el Rallye Dakar el piloto Karel Loprais.

En la lista del patrimonio nacional cultural ha sido incluido un conjunto de cinco automóviles Tatra de las colecciones del Museo Nacional Técnico. De este conjunto de autos históricos forma parte, obviamente, el Präsident, de 1897, así como el Tatra 80 fabricado en 1935 para el presidente Masaryk.

El automóvil Tatra 87 apareció en el mercado en 1938 y fue fabricado hasta 1950. Por sus extraordinarias prestaciones y elegancia era el auto predilecto de la piloto de automóviles Eliska Junková, del poeta Vítezlav Nezval y del teatrista E.F.Burian.

El modelo Tatra 87 de 1947 puede ser considerado como el tercer miembro de las expediciones de los viajeros Jirí Hanzelka y Miroslav Zikmund. Tatra 87 fue el primer vehiculo fabricado en serie que cruzó el desierto de Nubia. Recorrió 63 mil kilómetros en 48 países de Europa,África y América del Sur y del Norte.

12-01-2006