Pasteles de Hlucín

29-03-2006

Especialmente para las bodas, pero también para otras ocasiones festivas, se preparan en la región de Hlucín, al noreste de la República Checa, los típicos pasteles redondos con montoncitos de espolvoreado.

Una receta para los pasteles de Hlucín se la ofreceremos en esta edición de Cocinamos con Radio Praga ...

Para preparar unos sesenta pasteles redondos de Hlucín necesitaremos 1 kg de harina, 250 g de azúcar, 150 g de mantequilla, 50 g de manteca, 50 g de aceite, 100 g de levadura, 20 g de sal, ½ l de leche tibia y 3 yemas.

El principio básico de la preparación es no tener prisa y trabajar en un ambiente cálido. Empezamos, entonces, con calentar la harina en el horno precalentado a una temperatura de 25 grados centígrados. Luego mezclamos la harina con la sal.

Mezclamos la levadura con un decilitro de leche caliente, una cucharadita de azúcar y un poco de harina. En el resto de la leche removemos las yemas y el azúcar y junto con la levadura lo vertemos todo en la fuente con la harina.

Trabajamos la masa hasta que todos los ingredientes se junten. Después añadimos por partes las grasas derretidas. Es muy importante que las grasas estén tibias y no calientes. Trabajamos bien la masa para que quede correosa y no se pegue, y la dejamos fermentar.

Volvemos a trabajar la masa y dejamos fermentar otros diez minutos. Lo repetimos una vez más. Mientras la masa fermenta preparamos el espolvoreado y los rellenos.

Pues, para el espolvoreado necesitamos los siguientes ingredientes: 600 g de harina, 300 g de mantequilla, 300 g de azúcar, 1 yema y 2 paquetes de azúcar de vainilla. Mezclamos y trabajamos los ingredientes en una fuente y dejamos reposar en un sitio fresco.

Los pasteles de Hlucín suelen prepararse con tres tipos de relleno: de requesón, de adormidera y de mermelada de ciruelas.

Los más frecuentes, y según mi opinión los más ricos, son los pasteles con requesón. Así que para preparar este relleno de los pasteles necesitaremos 1 kg de requesón, 200 g de azúcar, 2 yemas, 100 g de pasas, una pizca de sal y un poco de piel de limón.

Mezclamos todos los ingredientes con la mano y al final añadimos 100 g de mantequilla derretida que no debe estar caliente. En caso de que el requesón esté demasiado líquido, lo extendemos por un rato sobre un paño, por debajo del cual colocamos papel de filtro.

Mientras tanto la masa ha fermentado así que podemos proceder a los pasteles. ¡Ojo! Trabajamos en una habitación caliente!

Cortamos la masa en trozos de unos 40 gramos, con las palmas formamos bolas y las colocamos en una tabla donde las dejamos fermentar. De las bolas formamos pequeñas tortas circulares y aplanadas en las que envolvemos bolitas de requesón y las cerramos bien.

Las colocamos en una plancha cubierta con papel para asar con la "costura" hacia abajo y dejamos fermentar un poco más. Luego aplanamos las bolas para que adquieran la forma redonda de un pastel y las untamos con las yemas revueltas en cuatro cucharadas de leche.

En el centro del pastel colocamos el espolvoreado en forma de una bolita. Añadimos espolvoreado de manera que se forme una flor sobre el pastel. Colocamos la plancha en el horno precalentado a unos 170 hasta 180 grados centígrados. Asamos despacio, como máximo 15 hasta 17 minutos hasta que los pasteles queden dorados.

¡Atención, amigos! En este "Cocinamos" tenemos un premio especial. Los primeros cincuenta oyentes que nos cuenten su experiencia con la preparación de los pasteles según nuestra receta recibirán de nosotros cinco auténticos pasteles de Hlucín para que puedan comparar el resultado.

¡Suerte y que les aproveche!

29-03-2006