01-03-2004

¡Hola, qué tal, amigos! Saludamos muy cordialmente a todos nuestros oyentes que nos escuchan a través de las ondas cortas o por Internet. Un saludo especial les enviamos también a los radioescuchas que nos sintonizan en la Bahía de Cádiz, España, a través de las ondas de Radio La Isla. ¡Un fuerte abrazo!

Comenzamos respondiendo a una pregunta que nos hizo en su E-mail Javier González Balón, de Salinas, Ecuador: "¿Díganme por qué los apellidos checos terminan con -OVÁ? ¿A qué se debe esto?".

Bueno, es muy fácil. La terminación -OVÁ la llevan todos los apellidos femeninos checos, de hecho, el apellido se convierte así en un adjetivo posesivo del apellido masculino. A ver, me explico, la mujer de Javier, por ejemplo, se llamaría Gonzálezová en la República Checa, es decir, la mujer del señor González. De esa forma, en checo siempre puedes reconocer según el apellido si se trata de un hombre o de una mujer...

Sólo cabe añadir que el apellido de una mujer se puede reconocer en la mayoría de los casos, aunque existen excepciones, ya que algunos apellidos, debido a su forma, no varían en género masculino ni femenino. Un ejemplo, la renombrada cantante checa, Petra Janu, tiene el mismo nombre que su esposo, ya que el nombre Janu expresa el hecho de que se trata de la mujer del señor Janu.

Y como último deberíamos agregar que en la actualidad las checas que se casen con un extranjero pueden optar por el nombre original de su marido, o sea, que la mujer de Javier González podría llamarse en la República Checa Gonzálezová o simplemente González.

En el pasado era obligatorio que la mujer aceptara el nombre con la terminación -OVÁ, pero ahora ya no. Es que algunos nombres resultaron un poco difícil de pronunciar e incluso a veces sonaron ridículos.

Creo que ahora podríamos descansar un poco de los temas lingüísticos y poner una canción de la intérprete checa Petra Janu.

Proseguimos con el espacio Contacto de Radio Praga.

Y continuamos en la Isla caribeña, en Cuba. Desde San Antonio de Río Blanco, provincia La Habana, nos escribió José Julián Rivera Rodríguez, quien quisiera encontrar amigos en otras partes del mundo.

José Julián tiene 22 años, estudia medicina, le gusta intercambiar correspondencia y la numismática. Sus señas son: Calle 8, No 291 e/23 y 25, San Antonio de Río Blanco, CP 34230, Jaruco, La Habana.

Y agreguemos una dirección más para los que quieran cartearse con gente que hable español. Nuevos amigos epistolares está buscando asimismo Francisco Vera: Apartado 232, Sao Brás Alportel, C.P. 8150, Portugal.

Y antes de terminar, quisiéramos enviar saludos calurosos a nuestros oyentes: Aumir Ferreira Fuzzi, de Pirapozihno, Brasil; Claudio Javier Guzmán, de la Cumbre Córdoba, Argentina...

...Ignacio Paniagua Simón, de Plasencia, España y Emanuele Tosches, de Turín, Italia...

¡Esperamos, amigos, que sigan sintonizando Radio Praga y mantengan correspondencia con nosotros!

Y aquí ponemos fin a la presente edición de Contacto. No olviden que pueden escribirnos a la dirección: Radio Praga, Redacción Iberoamericana, Praga, C. P. 120 99, República Checa o a nuestra casilla electrónica: cr@radio.cz

¡Qué estén bien, y hasta otro contacto, amigos!

01-03-2004