08-03-2004

Hola, hola queridos radioescuchas. Como siempre, los lunes y viernes, nos encontramos a través de las ondas de Radio Praga. Y como es habitual en los últimos meses, iniciamos esta cita frente a una enorme montaña de cartas. Por eso, antes de saludarlos de manera individual, quisiéramos agradecer a toda nuestra audiencia por su cariño y preferencia. En especial a los amigos españoles que nos escuchan a través de Radio La Isla en la bahía de Cádiz. Y sin más, despegamos... inmaginariamente por supuesto.

Nuestra primera escala la hacemos en Buenos Aires, Argentina, donde vive nuestra amiga y fiel oyente, Patricia Mónica Colombarini. Gracias por sus saludos, Patricia. La radioescucha porteña nos informa que nos sintonizó el pasado fin de semana por la frecuencia de los 7345 Khz a las 00:00 horas UTC, pero dice que la señal era débil. Por esa razón, nuestra amiga argentina ha comenzado a escucharnos vía Internet ya que la calidad del sonido es "increíble", dice.

Saludamos también al brasileño Genilson de Souza Mendes, que nos escribió las siguientes líneas: "Me gusta mucho escuchar emisoras de radio en onda corta y hace poco sintonicé Radio Praga. Considero un verdadero privilegio poder conocer mejor, por medio de ustedes, la historia, la cultura y el modo de vivir del pueblo checo". Amigo, gracias por sus palabras, reciba un caluroso abrazo de todo el equipo de Radio Praga.

El tiempo pasa y tenemos todavía muchas cartas y mensajes e-mail. Así que, atención. Agradecemos de todo corazón a los oyentes que se acordaron de nosotros y nos han escrito. Figuran entre ellos, Javier Gonzales Balon, de Salinas, Guayas, Ecuador; Hugo Longhi, de Rosario, Argentina; Nestor Medina Tovar, de Cundinamarca, Colombia; Cesar Rojas Gordillo, de Chimbote, Peru; Fulvio Porticelli, de Roma, Italia; y los españoles Ignacio Paniagua Simón, de Extremadura, y Salvador Lavin Carral, de Cantabria; Lorenzo Martín Martín, de Salamanca, España. A Ud. le agradecemos el hermoso calendario sobre la cultura de la ciudad italiana de Nápoles.

Y amigos, les pedimos disculpas a todos ustedes los que por razones de tiempo no alcanzamos a mencionar, pero cuyos mensajes apreciamos enormemente. Ya el tiempo se nos agota y debemos despedirnos. Pero no olviden que esperamos sus cartas en las señas de siempre. Radio Praga, redacción Iberoamericana, Praga, CP 12099, RCh, o al e-mail: cr@radio.cz

Un gran abrazo y hasta un nuevo Contacto.

08-03-2004