18-10-2005

Cordiales saludos a todos ustedes, amigos, que a diario comparten con nosotros un poco de su tiempo, escuchando las emisiones en español de Radio Praga o siguiendo nuestras informaciones por Internet.

Saludos especiales van dirigidos, naturalmente, a los radioescuchas españoles de Bahía de Cádiz, quienes siguen con regularidad especialmente los espacios que informan del intercambio epistolar entre Radio Praga y sus oyentes.

Ahora ya a la correspondencia. De Santiago de Chile se comunicó con nosotros Eugenio Silinsky, escribiéndonos lo siguiente:

"Quiero contarles que desde hace unos veinte años soy un gran admirador del músico checo Antonín Dvorák. Poseo una colección bastante completa de la música del célebre compositor. Les cuento esto para que tengan un testimonio de que incluso en un país tan lejano como lo es Chile, se conoce la cultura del pueblo checo".

Le agradecemos, Eugenio, sus amables líneas y esperamos que reciba pronto un envío que le hacemos llegar y que, naturalmente, está relacionado con el compositor Antonín Dvorák.

"Acabo de recibir su esquema de programación y las postales; muchísimas gracias, eso indica la buena organización de ustedes en Radio Praga", nos escribe en su e-mail Rosario Janicková, latinoamericana casada con un checo y que actualmente vive en Estados Unidos. "Me muero de ganas de visitar su país y, la primera oportunidad que se me presente, iré a visitarlos", prosigue Rosario, añadiendo que para ese entonces espera aprender algo de checo para comunicarse con mayor facilidad en la República Checa.

Estamos seguros, estimada Rosario, que este país le encantará, más cuando, seguramente, su esposo le habrá contado ya de Praga y otros centros turísticos, así como de la historia y las costumbres populares de la nación checa. También pudo haber leído algo en nuestra página de Internet, pero, claro, lo mejor es cuando uno lo puede ver todo en persona.

A nuestro asiduo radioescucha y fiel colaborador, Edgar Téllez Picado, de Managua, Nicaragua, le agradecemos el envío de toda una serie de informes de recepción que de inmediato confirmamos con las correspondientes tarjetas QSL. Nuestros colegas del Departamento Técnico valoran altamente este tipo de cooperación de los oyentes, sirviendo sus observaciones para mejorar la calidad de las emisiones de Radio Praga.

"Hola, les cuento que soy argentina y estoy viviendo en Estados Unidos, nos escribe Elizabeth Diaz. Estoy de novia con un checo y en julio del 2006 me mudo a vivir a la República Checa, donde vamos a casarnos. Me da mucha alegría saber que existen porque puedo mantenerme informada y darme un poco de idea de cómo son las cosas allá".

¡Felicidades! pues Elizabeth. Esperemos que llegue a gustarle la República Checa que, desde nuestro punto de vista es un país muy bonito. Aunque, claro, la vida aquí puede resultarle muy diferente a lo que estaba acostumbrada y seguramente tardará algún tiempo en acostumbrarse. Pero, según un antiguo dicho: "Cuando dos se aman, cualquier obstáculo es fácil de superar".

A Fulvio Porticelli, de Roma, Italia, le agradecemos la bella postal con un fragmento de las pinturas de la Capilla Sixtina en el Vaticano, así como el envío de informes de escucha que confirmamos con tarjetas QSL.

A ver, tenemos aquí todavía dos cartas enviadas por oyentes de Cuba. Daliana Rubio Mancheco, de Pueblo Nuevo, Holguín, envía un cordial saludo al equipo de Radio Praga y agradece la misiva que le hemos enviado. Daliana se disculpa por haber escrito poco últimamente a la emisora debido a que se encontraba enferma. Esperamos, Daliana que se haya mejorado y que el intercambio epistolar entre nosotros vuelva a ser regular.

Roger Castellanos Aldama, de la provincia de Santiago de Cuba, escribe: "Les hago llegar mi cordial saludo a todas las personas que día a día colaboran para brindarle a los radioescuchas lo mejor en programación". Roger apunta que sintoniza Radio Praga con regularidad, aunque la señal no siempre es buena. El amigo cubano nos envía también su fotografía, lo que le agradecemos mucho. A un lado de la foto aparece un fragmento de un enorme pastel puesto en una mesa y ese pastel se ve tan delicioso que varios colegas de la redacción comentaron que no entendían cómo Roger pudo haber resistido a la tentación. Es que, según la foto, parece que más que el pastel, a Roger le atrae un aparato de música.

Bueno, amigos, por hoy debemos cerrar este espacio. Recuerden que sus misivas las esperamos en Radio Praga, redacción Iberoamericana, Praga, Código Postal 120 99, República Checa...

...o en la dirección electrónica: cr@radio.cz ¡Hasta pronto!

18-10-2005