29-11-2005

"Es un placer para este humilde muchacho de ya 78 añales poder enviarles esta misiva", inicia su e-mail José Jacinto Urbano, de Maturín, Venezuela.

Aparte de Radio Praga, José Jacinto escucha otras emisoras internacionales en castellano. Según escribe, en el uso de la radio de onda corta le orientó su yerno Jairo Castillo.

José Jacinto es director de orquesta, ahora ya jubilado, pero siempre a disposición de sus alumnos. Admiramos en la redacción su entusiasmo, estimado amigo, y también sus ganas de aprender siempre algo nuevo. ¿Quién sabe que haré yo a los 78 años? ¿Tú te lo puedes imaginar, Roman?

... andaré por los bares, escucharé buena música, simplemente, disfrutaré de la vida, ¿no?

A mí me gustaría tener una casita blanca frente al mar ... También podría viajar a los carnavales de blancos y negros en San Juan de Pasto, capital del departamento de Nariño, en Colombia, a los que nos invitó nuestro oyente Eduardo Erazo Acosta.

¿Por qué esperar tanto? Los próximos carnavales de blancos y negros, los segundos mejores carnavales que hay en América Latina, según destaca Eduardo, se celebrarán del 2 al 7 de enero de 2006.

Y continuamos este Contacto en Argentina con una misiva destinada especialmente a tí, Roman. Gonzalo Garay de Buenos Aires escucha las emisiones de Radio Praga desde abril de 2004. Además nos confesó que tiene una novia checa con la que desea casarse en el futuro en Praga, queriendo compartir esta alegría con nostros. ¿Qué te parece? Seguro podrías recomendarle a Gonzalo algún lugar donde festejar la boda...

Con mucho gusto. No estaría mal en algún restaurante en una de las islas praguenses o en algún barco sobre el río Vltava, en el parque de Pruhonice o en la colina de Petrín. ¡Felicidades, Gonzalo, y que pronto se cumplan sus deseos!

Y ahora nos dirigimos a Suecia, a la ciudad de Luela, desde donde nos escribió Henrik Klemetz:

"A veces pienso que Radio Praga es un restaurante que no sólo da de comer, sino que ofrece en su carta una variedad de platos quizá no muy conocidos, pero casi siempre de calidad y gusto exquisitos".

Gracias, estimado Henrik, por estas palabaras y también por su comentario con respecto al espacio Legados del pasado que se refería a los fantasmas en la colina praguense de Vysehrad. Un tema realmente espantoso, no me extraña la reacción de su esposa, cuando sentía escalofríos al escuchar el programa. Imagínense: un paseo a solas en la oscuridad otoñal por el místico Vysehrad, con el cementerio adyacente ... Por suerte, estamos en el estudio iluminado de Radio Praga, rodeados de gente agradable y de sus amables cartas, estimados oyentes.

¡Qué les vaya bien, amigos y no dejen de escribirnos!

Esperamos sus misivas en la dirección habitual: Radio Praga, Redacción Iberoamericana, CP 120 99, Praga, República Checa, o en la dirección electrónica: cr@radio.cz.

¡Hasta otra ocasión!

29-11-2005