Artistas contra el comunismo

21-02-2006

"No queremos que se repita", bajo este lema varios cantantes, grupos musicales, y actores advirtieron este lunes del peligro de que los comunistas vuelvan a asumir el poder en la República Checa. La jornada literario-musical contra el comunismo tuvo lugar en el cine Aero de Praga.

El cine AeroEl cine Aero Por medio de una jornada literaria y musical, conocidos actores y actrices dieron lectura a fragmentos de libros que describen la arbitrariedad y brutalidad del régimen comunista, que se mantuvo en el poder en Checoslovaquia entre los años 1948 y 1989.

Una sala llena de espectadores aplaudió las canciones presentadas por varios renombrados músicos checos, como por ejemplo, Ivan Hlas y Lenka Dusilová, que se sumaron a la denuncia de los crímenes del régimen comunista.

Entre los cantantes se destacó asimismo, Michal Malátný, líder del popular grupo Chinaski, que se hizo famoso, entre otros, gracias a la canción 1970, en la que se describe la vida desconsolador bajo el régimen comunista.

"La mayor parte de mi vida viví bajo el régimen comunista, y cuando se efectuaron los cambios democráticos me sentí feliz. Hoy día no entiendo como la gente puede tener una memoria tan corta. Gracias a la música y mi grupo, tengo la posibilidad de abordar a muchos jóvenes, y quisiera decirles que no me gusta que los comunistas tengan tan altas preferencias de voto". Así lo indicó el cantante del grupo Chinaski.

Según las recientes intenciones de voto, los comunistas obtendrían un 15 por ciento del sufragio en los comicios parlamentarios que se efectuarán en verano.

Los actores y músicos que se presentaron en el evento "No queremos que se repita" entregaron su remuneración en beneficio de la construcción de un museo minero al aire libre que se llama Barbora y para la organización de la exposición titulada "El infierno de Jáchymov", que recordará el sufrimiento de unas 65 mil personas que pasaron por los campos laborales comunistas, extrayendo bajo condiciones inhumanas el mineral de uranio.

Los organizadores de la jornada apoyan, además, el proyecto "Camisetas contra el comunismo", que intenta evitar que se bagatelicen los crímenes cometidos por los comunistas.

"El comunismo daña seriamente su salud y la salud de la gente de su alrededor", éste y otros rótulos advierten en las camisetas del peligro del comunismo. Más de 100 mil camisetas de este tipo se han vendido a partir de la pasada primavera en el marco de dicho proyecto.

Otro proyecto parecido se está realizando estos días en Praga bajo el título "El febrero victorioso", en referencia a que ese mes los comunistas asumieron el poder en 1948 en Checoslovaquia. La Asociación Unijazz ofrecerá al público documentales sobre el underground musical checo de los años 70 y 80 del siglo pasado, así como varios conciertos y tertulias sobre regímenes totalitarios.

21-02-2006