Con una guitarra en defensa de la música tecno

09-08-2005

En el pasado tocaba guitarra y componía canciones que se oponían al régimen comunista, quince años después de la "Revolución de Terciopelo", el cantautor Jaromír Nohavica compuso otra vez un "protestsong" esta vez condenando la dispersión brutal de la fiesta CzechTek 2005, efectuada hace diez días en la región de Tachov, cerca de la frontera con Alemania. La situación actual la comentaremos con Roman Casado.

Al escuchar la canción es como realizar un viaje en el tiempo...

"Las letras dicen 'Igual que en noviembre, el agua cae desde el cielo y con policías antimotines atrás está tropezando la no libertad. Tengo las manos vacías y toco al tamborete, un ritmo del corazón que duele al recordar el pasado...' Así canta Jaromír Nohavica refiriéndose a los métodos que utilizaban los policías antes de la Revolución de Terciopelo en 1989 para dispersar las manifestaciones. La canción se llama 'Otra vez golpean a los niños" en referencia al hecho de que la dispersión brutal de una manifestación estudiantil en noviembre de 1989 se convirtió en la chispa que desencadenó la Revolución de Terciopelo y que derrumbó el régimen comunista..."

Pero en la actualidad la situación es diferente...

"Sí, se puede decir que las dos situaciones son incomparables. Las dos intervenciones tienen en común la brutalidad de la policía, pero mientras que los policías en la octava década del siglo pasado combatían la libertad, en la actualidad intentaron defender el derecho de propiedad privada de los dueños de los terrenos adyacentes, aunque de manera inadecuada. La policía antidisturbios utilizó gas lacrimógeno, cañones de agua y porras, y existen videos que documentan métodos excesivamente brutales de los policías durante la detención de la gente. Por otro lado, los aficionados al tecno se defendían con botellas y piedras, y en ambos bandos resultaron heridas decenas de personas".

La verdad es que varios personajes perseguidos en el pasado por el régimen comunista apoyaron las manifestaciones contra la intervención policíaca del fin de semana antepasado.

"Así es, uno de los más importantes personajes que se pusieron de parte de los aficionados al tecno es el ex presidente, Václav Havel, encarcelado varias veces durante el régimen comunista por sus opiniones. Lo paradójico es que el ministro del Interior, Frantisek Bublan, responsable de la intervención policíaca, también era ex disidente que luchaba contra el comunismo, y ahora tiene que hacer frente a las acusaciones de utilizar los mismos métodos de la policía comunista".

 

¿Bueno, Roman, cómo es la situación actual?

Foto: CTKFoto: CTK "La gente sigue pidiendo que se investigue el caso y el miércoles una marcha de protesta volverá a efectuarse en las calles de Praga. El Senado checo condenó la brutalidad de los policías y el primer ministro, Jirí Paroubek, admitió que es posible que en algunos casos los mismos sobrepasaran su competencia, pero sigue insistiendo en que una intervención policíaca era imprescindible. El problema es que los organizadores del evento rechazan colaborar con la policía en la investigación del caso y no quieren sentarse a la mesa para debatir con el Gobierno, diciendo que no se fían de los ministros".

Parece ser un callejón sin salida...

"Bueno, una solución existe: Crear un comité parlamentario independiente que investigaría el caso. El Gobierno tiene previsto deliberar sobre esta posibilidad cuanto antes. Por su parte, el Ministerio de Defensa está buscando una localidad, por ejemplo un antiguo aeropuerto fuera de servicio, donde podrían efectuarse las 'tecnopartys' en el futuro."

Las 'tecnopartys' al aire libre son cada vez más populares. Los aficionados al tecno checos encontraron apoyo en varios países europeos.

"A las manifestaciones en la República Checa acudió mucha gente del exterior, franceses, alemanes, ingleses... Por otro lado, los aficionados al tecno apoyaron las protestas checas también en sus países. Centenares de personas efectuaron el fin de semana una marcha en las calles de Berlín, Alemania, protestando delante de la embajada checa".

El fin de semana tuvo lugar otra tecno party en la vecina Eslovaquia.

"En el SlovTek bailaron al ritmo de tecno unas 500 personas, el transcurso de ese evento fue tranquilo y la policía no tuvo que intervenir. Se especula que en los próximos días se efectuará otra tecnoparty en Bulgaria".

09-08-2005