22-10-2002

Películas para los invidentes

¿Películas para los invidentes? Parece un contrasentido, pero no lo es. Los invidentes checos ya pueden disfrutar de la versión para ciegos de la película "La Escuela Primaria", del director Jan Sverák, que fue nominada al Oscar hace algunos años.

La adaptación para invidentes supone grabar un comentario que describe los cambios en la pantalla que los ciegos no pueden percibir por el oído. En una película de 100 minutos hay entre 90 y 130 cambios de este tipo. La asociación cívica Apogeum ha puesto en marcha en el año 2001 el proyecto de la adaptación de películas nacionales y extranjeras para ciegos.

Por ejemplo, en la respectiva versión de "La Escuela Primaria" el locutor explica que Zdenek Sverák en el papel del padre es un señor mayor con gafas mientras que su atractiva esposa es mucho más joven. A propósito, en la vida real Zdenek Sverák es padre del director Jan Sverák.

La imaginación se lanza a volar cuando más adelante la narradora describe cómo unos chicos contemplan cómo dos hermanas gemelas se desnudan tras una cortina.

Las películas comentadas llegan a los invidentes en dos formas. En el primero de los casos, el comentario está grabado en un soporte sonoro que acompaña el vídeo o el DVD corriente. Éste es el caso de la versión para invidentes de la película "Tijeretazos", basada en una obra de Bohumil Hrabal, o de la película estadounidense "Pretty Woman".

Entretanto, en la serie Clásicos, de la que forman parte las películas de Jan Sverák "La Escuela Primaria", "Kolya" y "Un mundo azul oscuro", el comentario está incorporado al vídeo. Las versiones comentadas de películas para ciegos serán pronto más solicitadas que los libros impresos en Braille, opina la asociación cívica Apogeum.

 

El palacio de Troja ha abierto sus puertas a los visitantes

Las inundaciones del pasado mes de agosto causaron enormes estragos en el jardín barroco del palacio de Troja, en el sector norte de la capital checa. El propio edificio palaciego, situado en una ingeniosa rampa, se salvó y recientemente ha vuelto a abrir sus puertas a los visitantes que pueden contemplar en sus interiores colecciones de la pintura checa del siglo 19 y de la escultura del siglo 20.

Sin embargo, en la parte baja del complejo arquitectónico, al pie de la rampa, donde se encuentra un depósito de la Galería de la capital checa, las aguas enfurecidas cuyo nivel llegó a los seis metros, hicieron de las suyas. En teoría, el agua no debía haber penetrado en el depósito de las El palacio de TrojaEl palacio de Troja esculturas ya que su entrada estaba protegida por una puerta blindada de un antiguo refugio antiatómico.

Pero las riadas encontraron cómo penetrar en el recinto, rompiendo los suelos. A esa altura los trabajadores de la Galería ya habían puesto a salvo una considerable parte del acervo del depósito entre cuadros, muebles y obras plásticas en madera y yeso. Sin embargo, las riadas fueron más rápidas y en el depósito quedaron 900 esculturas de las cuales una tercera parte sufrió daños irreversibles. De un boceto de barro de Frantisek Bílek quedó sólo un hilo metálico.

22-10-2002