El Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña se presentó en la República Checa

29-07-2003

El Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña es una escuela que funciona desde hace 18 años. Su director, Héctor Faver, visitó recientemente la República Checa con motivo del Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary.

El Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña es, además de centro de formación, una productora. Grup Cinema Art promociona el trabajo de nuevos profesionales formados en el Centro de Estudios. Por un lado, fomenta la producción de largometrajes dirigidos por profesores del Centro con la participación de estudiantes y por otro lado, la producción de largometrajes y cortometrajes realizados por los alumnos de la escuela, explicó Héctor Faver.

De la película 'Invocación' de Héctor FaverDe la película 'Invocación' de Héctor Faver Hasta el momento, el Centro de Estudios Cinematográficos de Cataluña y Grup Cinema Art cuentan con once largometrajes y más de 150 cortometrajes. Muchos de ellos han participado en diversos festivales internacionales cinematográficos, señaló el director del Centro.

Héctor Faver opinó que en Europa existen condiciones favorables para la producción cinematográfica, además de que hay un gran potencial de buenos realizadores.

"Pero no hay una infraestructura adecuada por los problemas de siempre en lo que se refiere a la distribución, a la exhibición, a la problemática de la invasión del cine norteamericano y a la poca voluntad que hay para que se puedan solucionar estos problemas y que la gente pueda ver las películas que hacen otros países europeos."

Héctor Fáver señaló que existen maneras de enfrentar la afluencia masiva de películas estadounidenses a los cines europeos.

"Creo que existen maneras e incluso países como Francia que protegen a su cinematografía. Yo creo que esto parte de la voluntad de los gobiernos, de las escuelas y toda una serie de temas. El hecho fundamental es que la gente, especialmente la gente joven, conozca y se de cuenta que el cine tiene muchas posibilidades y que le puede ser a una persona mucho más interesante ver una película francesa o italiana que estar viendo siempre la misma película norteamericana. Lo que no quita que en EE.UU. también se hace buen cine."

29-07-2003