El cuarteto Acapella: "Los Rolling Stones de la música sacra"

16-09-2003

Uno de los platos fuertes de la XII edición de las Fiestas Musicales de San Wenceslao será sin duda el concierto del cuarteto vocal estadounidense Acapella. Por primera vez se presentará en la República Checa.

El objetivo del festival es fortalecer las raíces espirituales de la nación checa que están estrechamente unidas en la tradición cristiana y judía. El evento trata de ofrecer también composiciones que esporádicamente se escuchan en las salas de conciertos.

El programa incluye muchos atractivos, entre los que figura la presentación del cuarteto vocal masculino Acapella, de EE.UU., que visitará la República Checa por primera vez, destacó el director del festival, Pavel Svoboda.

"Este grupo es uno de los mejores del mundo y les calificaría como los "Rolling Stones de la música sacra". Quisiera destacar que Acapella llegará a Praga exclusivamente para las Fiestas de San Wenceslao. Durante sus 20 años de existencia, el cuarteto ha recorrido el mundo y grabado decenas de discos".

Según la tradición, el festival ofrece un concierto en un lugar fuera de Praga, vinculado con las tradiciones histórico-culturales de la nación checa. Con este motivo, el festival se trasladará el 20 de septiembre a Horsovský Tyn, Bohemia Occidental, antigua sede del obispo de Praga, donde se presentará el conjunto noruego Il Mormorio della Gente, especializado en música del siglo XVII.

También de Noruega es el coro femenino Schola Sancte Sunnivae, con un repertorio de canciones eclesiásticas medievales. El concierto tendrá lugar en el monasterio de Emauzy, en Praga.

El festival suele conmemorar también alguna efeméride relacionada con algún compositor. En la basílica de San Jacobo, en Praga, se recordará el 400 aniversario de la muerte de uno de los más destacados representantes de la polifonía renacentista, Philipp de Monte. El conjunto musical checo Gutta Musicae interpretará su "Missa super reviens vers moi", y tendrá lugar un simposio denominado "Philip de Monte, la corte Rodolfina y Praga", en el que participarán historiadores y musicólogos checos.

El programa del festival incluirá numerosos conciertos de órgano en distintas iglesias de Praga. No faltará música judía, que se podrá escuchar, por ejemplo, el 17 de septiembre en la Sinagoga na Palmovce.

El director del festival, Pavel Svoboda, informó que las fiestas de San Wenceslao serán clausuradas con un concierto de música del siglo XX.

"La primera parte incluirá la Rapsodia Checa del compositor Bohuslav Martinu, que no se interpreta con mucha frecuencia. Martinu compuso esa obra en 1918, con motivo del surgimiento de Estado Checoslovaco Independiente. En la segunda parte del concierto será interpretada la cantata Beatus vir opus 38, del compositor polaco Henryk Gorecky, dedicada al Papa Juan Pablo II."

El concierto de clausura tendrá lugar en la Sala Vladislao, del Castillo de Praga y estará a cargo de la Orquesta Filarmónica de Hradec Králové, con el coro mixto de Kühn.

16-09-2003