El gran salto a la fama

04-01-2005

Hasta hace muy poco tiempo eran chicos y chicas comunes y corrientes, vecinos de la casa de al lado, compañeros de clase. No obstante, de la noche a la mañana dieron el gran salto a la fama, y ahora para hablar con ellos es necesario dirigirse a sus agentes o portavoces. Todavía no han cumplido 20 años y ya son los ídolos de millones de jóvenes checos.

Samer IssaSamer Issa Samer Issa participó en el concurso musical "La República Checa busca su Superestrella", tenía entonces el número 3226, no ganó, pero fue uno de los finalistas.

Y a pesar de no haber ganado, es el cantante que más discos vende en estos momentos en la República Checa. Las casas disqueras tienen una "minita" de oro que explotarán al máximo mientras sea posible.

Con 19 años, Sámer Issa es la gran revelación de los últimos 15 años en el mundo del espectáculo. Se trata de un cantante pop "producto" de esos concursos en busca de talentos.

Según revela, el gran salto a la fama - al menos en los últimos meses - le ha deparado una serie de limitaciones en su vida personal, pero espera que en caso de que su estrella ilumine por mucho tiempo el cielo del mundo del espectáculo, todavía tendrá la posibilidad de recuperarse.

Para las quinceañeras checas el joven Samer Issa representa el ídolo que exige la época: es un tanto exótico, bastante temperamental, de piel morena, con un nombre diferente ya que su padre es sirio, y con un carisma natural muy cautivador.

Samer IssaSamer Issa Las revistas musicales y para jóvenes llenan sus páginas con declaraciones de Samer Issa sobre la moda, la comida, el estilo de vida. Su primer comercial elevó considerablemente las ventas del producto anunciado.

Antes de convertirse en el ídolo de millones de jovencitas checas, Samer Issa quería trabajar en un hotel, pero siempre llevó consigo un gran sueño: cantar y cantar. Sus grandes ídolos son Michael Jackson y Jennifer López, a los que desearía conocer.

El concurso "La República Checa busca su Super Estrella" impuso una nueva manera de alcanzar el éxito, quizás de manera muy rápida, en la música comercial.

La segunda edición del popular certamen fue anunciada para este año, y todos esperan que la competencia será mucho mayor, porque ya existe un punto de comparación entre "superestrellas".

Y para los artistas consagrados, que consiguieron el éxito cuando no existían estos concursos, la aparición de "superestrellas" en el firmamento del mundo del espectáculo representa una dura competencia, pues la tendencia es que cada año aparezca un nuevo Samer Issa, capaz de vender miles o millones de discos.

04-01-2005