El misterio de la calavera de Mozart

10-01-2006

El supuesto cráneo de Wolfgang Amadeus Mozart conservado desde 1902 por la Fundación Mozarteum de Salzburgo, sigue siendo un misterio. El Instituto Forense de Innsbruck no ha podido demostrar si la calavera es verdadera o falsa ni aún después de las pruebas del ADN.

Las pruebas de ADN de los restos que presuntamente pertenecían a una sobrina de Mozart, Jeanette, y a la abuela materna de ésta, Euphrosina Pertl, dan resultados distintos entre sí.

Además, la información genética extraída de un poco de cabello que parece haber pertenecido a Mozart también resultó ser distinta en cada una de las muestras capilares.

Éstas muestras tampoco coinciden con las pruebas a las que fue sometido el cráneo ni tampoco con los restos de las supuestas parientes del compositor.

Algunos expertos advierten que se dispone de cinco pruebas de ADN que ofrecen distintos resultados: los datos genéticos de la supuesta sobrina y de la abuela, los provenientes de lo dientes del cráneo atribuido al compositor y los de las muestras capilares procedentes de dos mechones conservados en la Fundación Mozarteum.

No obstante, la incertidumbre sobre la autenticidad de la supuesta calavera de Mozart es ya centenaria y responde a las circunstancias de su fallecimiento, el 5 de diciembre de 1791, y el entierro sin familiares de los restos del gran compositor.

Los resultados de estas investigaciones coinciden con el 250 aniversario del nacimiento del genio salzburgués, que se celebra este año en diversas partes del mundo.

En la República Checa habrá todo el año actividades dedicadas a Mozart. En Praga, ciudad en la que vivió y compuso Mozart, se celebrarán conciertos, exposiciones, recitales y conferencias relacionadas con la obra del compositor.

En el Teatro de los Estamentos, donde se llevó a cabo el estreno mundial de la Ópera Don Giovanni el 29 de enero de 1787, tendrá lugar el principal homenaje de los praguenses a Mozart.

El concierto de gala estará a cargo de la Orquesta Filarmónica Checa, bajo la batuta de Manfred Honeck.

Entre los 150 conciertos programados para la celebración del Año de Mozart en la República Checa, vale la pena resaltar el del 21 de enero en la Ópera Estatal de Praga. La soprano checa Dagmar Pecková cantará célebres arias de concierto como por ejemplo "Bella mia fiamma" compuesta por Mozart para su amiga checa Josefina Dusková.

Mozart murió, a los 35 años de edad. Se cree que fue víctima de un fallo renal motivado por un episodio agudo de fiebres reumáticas. Su desaparición tuvo lugar en la época del emperador José II.

El olor insoportable que desprendían numerosos cadáveres depositados en criptas en condiciones higiénicas deficientes llevó al emperador a impedir los entierros bajo las losas de las iglesias.

José II impuso que los funerales se celebraran extramuros de Viena, en el llamado 'ataúd de ahorro', cuyo fondo podía ser abierto para depositar después el cadáver en una fosa común, envuelto en un sudario.

Se dice que el presunto cráneo de Mozart fue 'salvado' en 1801 por un sepulturero, aunque no se sabe dónde se conservó hasta 1842, cuando lo obtuvo el grabador Jakob Hyrtl.

El grabador lo legó en 1868 a su hermano Joseph, un profesor de Anatomía. Años después Hyrtl donó el cráneo a la ciudad de Salzburgo, pero la reliquia desapareció y reapareció recién en 1902 en la ciudad natal de Mozart. Desde entonces ha sido objeto de investigaciones en numerosas ocasiones, como en la actual celebración del 250 aniversario del nacimiento de Mozart.

10-01-2006