El Museo Nacional ofrece logros y fracasos del fútbol checo

15-02-2005

El fútbol se convirtió en un importante fenómeno social del siglo XX. Los mejores futbolistas del mundo cobran sumas astronómicas, millones de espectadores siguen cada cuatro años la Copa Mundial y los campeones son glorificados como héroes. Checoslovaquia logró dos medallas de plata en los mundiales, las preseas están expuestas en el Museo Nacional de Praga, en el que tiene lugar una exposición sobre los logros y los fracasos del fútbol checo.

Sólo siete países lograron hacerse con el título mundial durante toda la historia.

Ni Checoslovaquia, fundada en 1918, ni la República Checa, tras la división de Checoslovaquia en 1993, han conseguido ganar el campeaonato, a pesar de llegar dos veces hasta la final: En 1934, los checoslovacos cayeron ante Italia por 1-2 en prórroga, y en 1962 perdieron con Brasil por 1-3.

Últimamente los checos destacan en los campeonatos europeos, en 1996 alcanazaron la medalla de plata en Inglaterra y recientemente consiguieron la medalla de bronce en Portugal, no obstante, desde 1990, la selección nacional no logró clasificarse para la Copa Mundial.

La representación checoslovaca se proclamó campeona de Europa por primera y última vez en 1976. La presea la pueden ver en estos días en el Museo Nacional de Praga.

Según dijo el director del Museo Nacional, Michal Lukes la exposición es multimedial y los visitantes pueden ver, entre otros, un documental fílmico sobre los momentos más destacados de la historia del fútbol checo.

"Los jóvenes están acostumbrados a la televisión e Internet, así que creo que los museos deberían centrar su atención en el futuro en exposiciones multimediales", dijo el director.

La exposición del Museo Nacional está dedicada a los mayores éxitos de la selección nacional e incluye asimismo trofeos personales de los jugadores checos.

Josef MasopustJosef Masopust Sólo dos futbolistas de este país consiguieron el Balón de Oro: en 1962 Josef Masopust y en 2003 Pavel Nedved que actualmente milita en el Juventus de Turín. En el Museo Nacional pueden apreciar tanto el premio para el Mejor futbolista del Planeta, otorgado por la revista France Football, como otros objetos interesantes.

Según indicó el comisario de la exposición, Michal Stehlík, ésta surgió gracias a la cortesía de jugadores, clubes y Asociación Checo-Morava de Fútbol que ofreció al Museo varios ejemplares de sus colecciones.

"Por ejemplo, Zdenek Nehoda, agente de Pavel Nedved, nos prestó varios objetos interesantes de la colección del cenrocampista, aunque al principio las negociaciones fueron un poco complicadas", señaló el comisario.

La exposición incluye el desarrollo de fútbol desde las civilizaciones de la Edad Antigua hasta la época actual, así como los orígenes del fútbol moderno, nacido en Inglaterra en el siglo XIX.

Al penetrar en la segunda sala, el visitante puede entrar en una instalación copia de las gradas y de una cancha de principios del siglo pasado y podrá escuchar el comentario de los magníficos momentos de la historia del fútbol checo.

Además, la casa editorial POMPEI en colaboración con el Museo Nacional de Praga publicó en otoño de 2004 un catálogo titulado "¡Fotbal!" que en muchos aspectos amplía la información sobre la historia del fútbol checoslovaco. La exposición será clausurada el 10 de abril.

15-02-2005