La mujer fatal, un tema eterno de Jan Zrzavý

05-06-2007

Tras una pausa de casi veinte años vuelven a exponerse en Praga los cuadros del pintor vanguardista checo Jan Zrzavý. La Galería Nacional de Praga organizó una amplia retrospectiva de sus cuadros, instalada en la antigua Caballeriza de Walenstein, en Praga, con motivo del 30 aniversario de la muerte del artista quien destacó además como ilustrador, gráfico, escenógrafo y escritor.

Jan Zrzavý introdujo en el mundo artístico checo del siglo XX el simbolismo lírico. Sus retratos estilizados, paisajes imaginarios y reales, temas civiles y espirituales influyeron de manera determinante el arte checo y dieron una dimensión nueva al modernismo europeo.

La exposición incluye más de 250 cuadros, pinturas, ilustraciones, gráficas y modelos escenográficos, explicó la comisaria Zuzana Novotná.

"Hemos intentado presentar la obra de Jan Zrzavý en su complejidad. En la sala principal de la galería figuran sus cuadros más importantes, mientras que en las restantes 16 salas se pueden observar pinturas de sus distintas épocas creativas. Están divididas temáticamente y hasta cierto punto cronológicamente. La meta principal de la exposición es posibilitar al público una imagen sobre el desarrollo artístico de Zrzavý desde sus inicios hasta su muerte en 1977".

La obra pictórica de Jan Zrzavý abarca temas tan diversos como retratos, mitos, composiciones figurativas, motivos simbólicos y religiosos. Uno de sus temas predilectos fue el paisaje.

Zrzavý supo transformar toda la inspiración del arte mundial y de sus viajes a Francia, Italia y Grecia en un estilo propio, que se caracteriza por colores vivos, estilización moderna y carácter metafísico de sus cuadros.

Un aspecto reiterativo en la obra de Jan Zrzavý fue, además, la inclusión de determinados temas, señaló comisaria de la exposición Zuzana Novotná.

"Por ejemplo, Jan Zrzavý no abandonó durante toda su vida el tema de la mujer fatal, cuya imagen estuvo buscando en las distintas versiones de sus Cleopatras, figuras femeninas que representaban para él la síntesis de la mujer. Su imagen definitiva la creó en 1957. Es un cuadro majestuoso que, sin exageración, es ampliamente conocido por el público checo. Ocupa un lugar digno en el centro de la sala principal".

Una significativa parte de la muestra presenta el arte ilustrativo de Jan Zrzavý, que en el ocaso de su vida se convirtió en una parte importante de su trabajo. Se trata de pinturas finas pero expresivas con las que Zrzavý acompañó, por ejemplo, los libros del poeta romántico checo Karel Hynek Mácha y del poeta y escritor emblemático checo del siglo XIX, Karel Jaromír Erben.

La creación artística de Jan Zrzavý fue influida al principio por el simbolismo, decadencia y el arte nuevo. Más tarde aprovechaba en sus creaciones elementos de expresionismo y cubismo.

Al inicio de su carrera, Zrzavý exponía sus cuadros en muestras organizadas por diversos grupos de vanguardistas checos. Viajó a París para adquirir experiencia y conocer las nuevas influencias en el arte moderno. La primera exposición importante de Jan Zrzavý se realizó en 1918 en Praga.

Con el transcurso del tiempo, el pintor adquirió fama y prestigio. Sin embargo, los conflictos armados y la llegada al poder de los comunistas en los años 50 le aislaron por un tiempo de la vida pública.

El año 1963 marcó su triunfal retorno con una grandiosa exposición celebrada en aquel entonces en la galería Mánes, de Praga. Jan Zrzavý falleció en 1977 a sus 87 años de edad.

05-06-2007