La novela negra checa llega a Estados Unidos

21-09-2016

Desapariciones misteriosas, una conspiración en el Puente de Carlos o los sufrimientos de una dama de la nobleza son algunas de las historias que se presentan en un libro de cuentos de suspense, todos ambientados en la ciudad de Praga y que será publicado por una editorial neoyorquina bajo el título Praga Negra en Primavera (Praha noir na jaře).

La casa editorial norteamericana Akashik Books, con sede en Brooklyn, comenzó en el año 2003 con la publicación de cuentos de suspense e intriga desarrollados en determinadas ciudades. La primera ciudad protagonista de las historias fue Nueva York a la que le siguieron otras ciudades estadounidenses, luego algunas de Europa y ahora se suma a la serie Praga.

Se trata de una recopilación de catorce cuentos que formarán parte de la llamada Serie Negra de la editorial.

La editorial prefiere que las historias estén siempre ambientadas en una sola ciudad y que esta además sea la misma donde residen los autores. Pese a esta particular exigencia se hizo una excepción con la autora Kateřina Tučková, natural de Brno pero que escribió su cuento sobre uno de los edificios a las orillas del río Moldava en Praga. El editor Pavel Mandys nos comenta.

Pavel Mandys, foto: David VaughanPavel Mandys, foto: David Vaughan "Ella escribió basándose en un edificio que se encuentra en la ribera del Moldava y cuyas ventanas son todas diferentes, un detalle del que poco peatones se percatan. Tučková hila desde eso un relato sobre el pasado de una baronesa".

Uno de los autores de los cuentos, Miloš Urban, quien ya ha publicado varias novelas detectivescas, escogió como escenario de su narración el Puente de Carlos en Praga. Aunque originalmente tuvo la tentación de enmarcar su relato en otras zonas emblemáticas de la capital como Malá Strana o la Plaza de la Ciudad Vieja, ya estas han sido usadas por otros autores. Urban nos comenta una de las circunstancia que le sirvieron de inspiración para su cuento, titulado Desaparición en el Puente.

Puente de Carlos, foto: Štěpánka BudkováPuente de Carlos, foto: Štěpánka Budková "Por suerte leí en un artículo que en el Puente de Carlos se instalará una cámara de alta definición capaz de reconocer conductas de índole criminal o, al menos, contra la Ley. De igual forma, este tipo de cámaras de vigilancia de grupos de gente o individuos no puede captar todo. En el caso de conspiraciones bien preparadas, por ejemplo, un atentado terrorista, la cantidad de gente siempre hace más difícil la vigilancia".

Actualmente, la editorial se halla traduciendo los relatos al inglés. En la República Checa y en la lengua materna de los autores los libros se publicarán con antelación, ya para el 27 de septiembre.

21-09-2016