Miroslav Šašek: Ilustrador renombrado en el mundo, desconocido en su tierra

03-05-2017

Nadie es profeta en su tierra. El escritor e ilustrador checo Miroslav Šašek emigró en 1948 ante el régimen comunista checoslovaco. Con el tiempo adquirió gran fama a nivel mundial con sus libros para niños dedicados a diferentes metrópolis de nuestro planeta. Sin embargo, en su patria es prácticamente desconocido. Una exposición inaugurada esta semana en Praga trata de recordar y acercar su obra a los checos.

Foto: Ian WilloughbyFoto: Ian Willoughby ‘Esto es París’, ‘Esto es Nueva York’ y ‘Esto es Roma’. Así se llaman algunos libros de la serie de Miroslav Šašek dedicada a las grandes ciudades mundiales surgida entre los años 50 y 70.

Sin embargo, el escritor e ilustrador fue desconocido en su país durante mucho tiempo, al estar en la lista negra de los emigrantes tras el Golpe comunista de 1948.

Miroslav Šašek falleció en 1980 en Suiza, sin que pudieran encontrarse con él en persona algunos de sus familiares, entre ellos su sobrina nieta Olga Černá, que lo conoció solo a través de sus libros, según recuerda.

Olga Černá, foto: presentación oficial de BaobabOlga Černá, foto: presentación oficial de Baobab “En la familia teníamos sus libros, en inglés y alemán, y me gustaba hojearlos cuando era niña, aunque no entendía los textos. Me acuerdo que en la familia todos hablaban de él, decían que era un hombre magnífico, todos lo querían y nos daba pena que sus libros no se publicaran en checo. Esperábamos que un día cambiara el régimen para poder lanzar sus libros en checo y al final lo logramos”.

Un camino largo hacia el lector checo

Sin embargo, el camino de los libros de Šašek hacia los lectores checos se prolongó bastante aún tras los cambios democráticos, en 1989.

“Ese periodo se prolongó durante varios años más, porque sorprendentemente las casas editoriales luego ya no tenían interés, al considerar sus libros anticuados. Pensaban que la gente no los compraría”, indicó Olga Černá.

Foto: Ian WilloughbyFoto: Ian Willoughby Pero en el nuevo milenio renació el interés por la obra de Šašek y así por fin llegó al mercado checo.

“Tras el año 2000 revivió el interés y se hicieron reediciones de su obra en inglés, francés y alemán. Conocí a los dueños de la casa editorial Baobab, que estaban interesados en publicar los libros de Šašek. Gracias a ellos los textos fueron traducidos al checo”.

Olga Černá está convencida de que los libros no han envejecido ni tras tantos años, según lo demuestran las reacciones de los lectores.

Miroslav Šašek ganó varios premios mundiales por su obra, incluido el galardón de New York Times al mejor libro ilustrado para niños.

“Recibo repercusiones de los padres que les leen los libros a sus hijos y éstos luego piden viajar a las respectivas ciudades. Yo he asistido a varias tertulias sobre Šašek y las repercusiones eran positivas. Me parece que él siempre capturó lo más interesante de la ciudad. Aunque muchas cosas han cambiado en los últimos 50 años, pero la atmósfera de las ciudades sigue igual. Y a los niños les divierte buscar las diferencias entre la actualidad y el pasado”, señaló.

Se trata de apenas la segunda exposición realizada en Chequia en conmemoración de la obra de Miroslav Šašek. La muestra instalada en la Villa Pellé de Praga ofrece algunas obras no exhibidas en público en este país.

03-05-2017