Moderadora de la Televisión, Martina Vrbová, estudió guitarra clásica en España

20-05-2003

La periodista Martina Vrbová es una gran aficionada a la música clásica española. Estudió guitarra clásica en el Conservatorio de Praga y le gustó tanto que decidió estudiarla también en España. Hoy en día prepara programas para varias emisoras de la Radio pública checa y para la Televisión Checa; allí trabaja asimismo como moderadora.

Martina Vrbová tuvo el primer contacto con la cultura hispanohablante cuando era pequeña.

"Cuando era pequeña, mi padre trabajó como hidrogeólogo en Bolivia y allí teníamos una niñera, se llamaba Luz, que hablaba español con nosotros. Entonces yo aprendí un poquito de esta lengua. Pero luego se me ha olvidado todo y después, cuando empecé a tocar la guitarra clásica, pues claro, España es la Meca de la guitarra clásica. Por ello quería irme allí para aprender más":

¿Se puede decir así que su amor por la cultura española nació precisamente en Bolivia?

"Yo no sé si nació allí porque tenía dos o tres años, era muy pequeña. Pero creo que sí, porque desde hace mucho tiempo me fascina la cultura española. También porque mi padre trabajó como experto en España, enseñando en la Universidad de Barcelona y también en Madrid. Y yo muchas veces venía a verlo".

Su anhelo por estudiar la guitarra clásica y vivir en España fue tan fuerte que interrumpió su carrera en la Televisión y la Radio y partió rumbo a ese país ibérico.

En España colaboró también con la Televisión Española. ¿De qué forma?

"Cuando fui allí, tocaba la guitarra y tomaba clases de español, pero no tenía mucho dinero. Entonces me fui a una agencia de modelos y allí me han dicho: Bueno Vd. es rubia, bella, puede hacer muchas cosas, pero es bajita. Me mandaban por ello para cosas especiales donde no exigían chicas altas. Y una vez me mandaron a un director que empezó a trabajar conmigo. Había un concurso para moderadoras. Yo por aquél entonces no hablaba mucho español pero a él le gustó cómo me presentaba. En el concurso tuve que hablar sobre el amor entre la gallina y el cocodrilo. Imagínese, algo que era difícil explicar para mí, incluso en checo. Pues lo hice y luego empecé a trabajar como segunda presentadora. Fue un programa televisivo sobre animales, para toda la familia, pues tenía mucha audiencia. Me gustó mucho porque he visto otro tipo de trabajo, cómo se trabaja en la Televisión Española. Y ahora, de regreso nuevamente en la República Checa, creo que fue una buena experiencia, me sirve mucho en la Televisión Checa".

Ahora, Martina Vrbová ha preparado para Vltava, una de las estaciones de la Radio pública checa, un ciclo de programas dedicado al legado guitarrista del compositor español Joaquín Rodrigo.

"Este programa se llama Matiné y es un programa sobre la música clásica. Yo siempre elijo música española. En España estuve dos años estudiando guitarra clásica en el Conservatorio Real de Madrid. Es decir, que para mí es una cosa de corazón, simplemente me gusta hablar sobre la música española".

Dice que le encanta el Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo. ¿Por qué?

"Siempre cuando escucho el Concierto de Aranjuez me viene algo al cuerpo, me siento muy bien y feliz, no se puede expresar con palabras, uno debe escucharlo".

20-05-2003