Raduza lanzará un nuevo disco el año entrante

09-11-2004

La cantautora checa Raduza se encerrará en Febrero de 2005 para pronto dar a luz un nuevo disco. Sus seguidores esperan con ansiedad el nuevo disco ya que en el mismo encontrarán muchas de las canciones con las que Raduza les deleitó en los últimos conciertos por todo el país.

Con tan sólo 19 años de edad, Raduza apareció en 1994 en los escenarios checos con una maleta llena de canciones que suele acompañar con su acordeón, que domina como si se tratara de la prolongación de sus manos.

Ese mismo año, o sea en 1994, Raduza apareció como telonero de Suzanne Vega, en la sala Lucerna de Praga. Y cinco años después fue telonero de Mike Oldfield.

En el 2001 se graduó en el conservatorio de Praga. Estudió composición, y sus trabajos se pueden apreciar en varias obras de teatro para las que compuso la música. Ha actuado y grabado, como huésped, de varios grupos checos de primera línea, como por ejemplo el conjunto Jablkoñ.

Raduza se inspira mucho en la chanson y en las canciones folclóricas y sobre resulta fantástico el dominio del idioma, sus giros, sus sutilezas que hechizan al público. Raduza es en este momento la joven revelación de la música alternativa checa. Y sus admiradores esperan impacientes su nuevo disco.

De aspecto frágil y sencillo, Raduza se apodera en breves minutos del escenario y cautiva a todos los públicos. Dispone de una chispa excepcional, cargada de energía y con una maestría en la ejecución del acordeón que hasta los mejores acordeonistas checos palidecen a su lado.

Oriunda de Praga, Raduza tomó a los 18 años la decisión de su vida: anunció a sus padres que deseaba irse a deambular por el mundo.

Ahora su vida se desarrolla sobre las tablas de teatros, salas de concierto y escenarios improvisados a lo largo y ancho de la República.

Para muchas personas resulta extraño que una chica de aspecto tan frágil haya escogido el acordeón como su instrumento musical. De acuerdo con recientes informaciones a la prensa Raduza explicó que al principio no tenía ningún tipo de inclinación especial por ese instrumento...

"Pero un día la cantante Zuzana Navarová me dijo que en la tienda de instrumentos musicales de la calle Maislova hay un acordeón bellísimo. Una semana después todavía estaba en la vitrina, lo compré y nunca más volvimos a separnos. Entonces no tenía mucho dinero y estaba amueblando mi apartamento, llamé a mi padre y le dije: sabes que me compré? Una silla! Dijo él. No un acordeón, respondí. Mi padre dijo que mientras aprendía a tocar podía sentarme en el estuche, pero tuve que confesarle que lo compré sin estuche..."

A la pregunta de si el acordeón no es demasiado pesado para una chica, Raduza sonríe y explica que sí, que a veces mover el fuelle resulta un tanto difícil pero que todo es asunto de costumbre. Pero en los conciertos siempre tengo conmigo el acordeón y la guitarra, antes había tocado también el piano.

Algunos críticos checos trataron de explicar el fenómeno Raduza, pero al final simplemente se limitaron a constatar que se trata de una artista con gran talento, que domina varios instrumentos, es además letrista, compositora y cantante.

09-11-2004