Tenor dominicano Enrique Pina ofreció en Praga un concierto benéfico

16-12-2003

Una figura robusta y una voz de un ruiseñor es lo que caracteriza al tenor dominicano Enrique Pina que ofreció un concierto en Praga. Se trató de una presentación benéfica, organizada en vísperas de la Navidad por la asociación cívica "Mariposa", en ayuda a los niños con deficiencias.

En la iglesia de San Simón y San Judas Tadeo, de la Ciudad Vieja de Praga, se reunió un nutrido público para disfrutar de la actuación de dos excelentes músicos y ayudar con su presencia a los niños con deficiencias.

En el evento, que transcurrió bajo el patrocinio del ministerio de RR.EE. checo, participaron el pianista checo, Stepán Kos, y el tenor de la República Dominicana, Enrique Pina, que se desempeña como diplomático en la Santa Sede.

Enrique Pina había preparado para esa ocasión un repertorio que incluyó arias de óperas de Puccini, canciones españolas y varias piezas sacras.

"También he incluido la canción "Por Amor", de Rafael Solano, que es un compositor de mi país, muy conocido por toda América Latina, y otras piezas del repertorio italiano."

Ud. se desempeña en la Santa Sede, es dominicano y le encontramos cantando en Praga. ¿Qué tipo de sensación provocan en Ud. semejantes coincidencias?

"Para mí es un bonito sueño realizado porque esta idea nació el año pasado, cuando estuve de visita en Praga por vacaciones. Una tarde visité al señor Jiri Sitek, del ministerio de RR.EE. checo, y le dije que iría a cantar en su casa. Después él me preguntó: ¿porqué no viene para ofrecer un concierto en Praga? Desde aquel entonces empezamos los dos a soñar. Y para que vean que a veces los sueños se realizan - hoy estoy aquí."

¿Desde cuando se dedica al canto, cuáles son sus canciones preferidas y qué relación tiene para con la música y compositores checos?

"Yo conocía desde mi adolescencia a Antonín Dvorák con la sinfonía "Del Nuevo Mundo", a Bedrich Smetana con "Mi Patria". Conocía ya la música checa y me encanta. Yo canto desde mis 17 años, porque la voz del hombre madura posteriormente a la de la mujer. La mujer puede empezar a cantar a los quince o catorce años, mientras que el hombre tiene que esperar a que le cambie la voz. Entonces, desde los diecisiete años estoy cantando y estudiando canto porque el canto se estudia toda la vida."

Se acercan las Navidades. ¿Qué mensaje enviaría a los niños en esta época del año?

"Que no coman muchos dulces para que no engorden. Que coman cosas naturales. Y que tengan la conciencia de que lo que hacen hoy se reflejará en su futuro de mañana."

16-12-2003