Un barítono entre dos orillas

10-05-2005

El público praguense disfrutó recientemente del recital de canto y piano "Las dos orillas: La música vocal en España e Iberoamérica", organizado por la Embajada de España en Praga.

El barítono español Luis Alberto Llaneza y la pianista checa Simona Zpeváková ofrecieron una variedad de canciones populares españolas e iberoamericanas, en un recorrido musical que comienza en el siglo XVI y llega hasta el presente. El intérprete incluyó en el repertorio dos antiguas canciones españolas que fueron recogidas y armonizadas por Federico García Lorca, quien además de poeta había sido alumno de piano del compositor Manuel de Falla, indicó Luis Llaneza.

"Él, junto con Falla, se dieron cuenta de que había que rescatar algunas cosas del folklore español que se iban perdiendo. Ellos incluso organizaron el primer concurso que se hizo en España de cante jondo, de flamenco, lo hicieron ellos en el año 1920. Entonces él recogió me parece que son como quince o diecisiete canciones españolas populares y las armonizó. Y yo aquí incluí dos".

Además, el barítono cantó en el Palacio Rudolfinum de Praga cinco piezas de zarzuela, un género genuinamente español que combina la ópera y el teatro.

RudolfinumRudolfinum "El público checo es un público super exigente, es decir, cuando llegan al teatro están mirando a ver lo que les van a poner delante. Es decir, no es un público que traga con todo. Pero es un público, curiosamente, que si al principio puede ser un poco frío, porque son muy analíticos, lo curioso es que cuando tú llegas a comunicar con ellos o ellos llegan a comunicar contigo, inmediatamente entran en el juego. Es muy fácil cantar para ellos, porque imagínate, la zarzuela, que es un género tan lejano, porque claro, es el prototipo de lo "español-español". Entonces al principio pueden estar un poco como diciendo: bueno ¿esto qué es? Pero luego en el momento que tú consigues comunicar esa pasión, al fin y al cabo que tiene la zarzuela, ellos son muy receptivos".

El intérprete asturiano siente una profunda admiración por la música clásica checa, y considera al compositor checo Josef Myslivecek como el gran predecesor de Mozart.

"Los compositores checos, bueno, pues es que hay ahí nombres gloriosos, porque claro, la gente casi siempre se queda con Dvorak o Federico Smetana. Sin embargo yo, por ejemplo, soy un gran admirador de Janacek, me fascina. Luego Suk tiene una música magnífica, de la época digamos un poco modernista. Me gusta Nedbal, me gusta Ryba, por ejemplo las misas de Ryba me parecen magníficas, la Misa de Navidad y, bueno, y todas las otras que escribió".

Luis Alberto Llaneza y el músico contemporáneo, Manuel García Morante, pronto estrenarán juntos en Varsovia, Polonia, "Cantos del Quijote", una obra con guitarra y voz que Morante escribió para él.

"El trabajo con él es magnífico, porque él es un músico como la copa de un pino. Es un hombre de una sensibilidad exquisita. Y luego por si fuera poco su mujer fue mi maestra de canto...no sé, yo es que creo que les debo a ellos todo".

Siempre que viene a la República Checa, Luis Alberto Llaneza ofrece una clase de técnica vocal e interpretación en el Conservatorio de Praga.

10-05-2005