Václav Spála - fenómeno de la pintura moderna checa

28-06-2005

El pintor checo Václav Spála pertenece a los artistas, cuyas obras más se exponen. El Picadero de Wallenstein en Praga ofrece al público una muestra representativa de la obra del este pintor.

Picadero de Wallenstein (Foto: autor)Picadero de Wallenstein (Foto: autor) En el Picadero de Wallenstein, una de las exposiciones de la Galería Nacional fue inaugurada a principios de año una muestra titulada "Entre vanguardia y subsistencia" que resume la obra del pintor checo, Václav Spála. La exposición incluye unos 150 cuadros, prestados por colecciones estatales y privadas, siendo muchos de ellos exhibidos por vez primera. Václav Spála nació en 1885 y las primeras lecciones de pintura las recibió en Praga. Durante su carrera artística asimiló numerosas influencias que ejercieron sobre él distintas tendencias pictóricas del agitado inicio del siglo XX.

"La exposición presenta al autor que fue uno de los fundadores del arte moderno checo. Václav Spála fue una personalidad clave que influyó hasta en el ambiente artístico de la segunda mitad del siglo XX. Por su época pertenece a los pintores de fauvismo. La exposición presenta sus obras tempranas más sencillas y las pinturas de la época culminante de Spála de estilo cubista, con composiciones figurativas muy complejas. La otra cumbre de la muestra son los "paisajes azules" de la segunda mitad de los años veinte del siglo XX. Esas obras no tienen par en el mundo artístico, ya que el pintor utilizó solamente el color azul", comentó la comisaria de la exposición, Helena Musilová.

Spála logró desarrollar inspiraciones de su forma peculiar, lo que convierte su obra en fenómeno de la pintura moderna checa. En sus cuadros se únen elementos de expresionismo, cubismo y fauvismo.

"Podemos simplemente decir que fue un pintor genial. Todas sus obras fueron pintadas de manera impecable. Spála destacaba por su sentido del color y del espacio. Su estilo es muy enérgico y se puede considerar como intemporal. Además, en sus pinturas se refleja la época vanguardista de antes de la Primera Guerra Mundial, que fue propicia y abierta a diversas corrientes y tendencias pictóricas. Spála, sin embargo, no las copió, mejor dicho las sintetizó y hasta anticipó", matizó la comisaria de la exposición, Helena Musilová.

La obra del pintor en cuanto a los motivos cuenta con paisajes, composiciones figurativas, retratos y bodegones de flores y frutas. En su 4recorrido artístico se encuentran épocas en las que predominó en sus obras sólo un color. Así hablamos, por ejemplo, del período de los paisajes verdes o azules en las creaciones de Václav Spála.

"A Spála le inspiraron mucho sus viajes al mar Adriático donde observaba los brillantes matices azules de las olas. No obstante, sabía pintar en azul también el paisaje checo que tiene otro tono. La exposición refleja la evolución de su capacidad de trabajar con un solo color, ya que con el tiempo logró pintar el mismo paisaje de distintas maneras, según la atmósfera reinante en los respectivos momentos" explicó la comisaria de la exposición, Helena Musilová.

Václav Spála, a diferencia de otros pintores, fue apreciado ya durante su vida y galardonado con varios premios, como el del mejor cuadro con motivo natural que el pintor recibió en la ciudad estadounidense de Pittsburgh en 1937 por su pintura "Bodegón de flores". El propio pintor fue incluso uno de los fundadores de los grupos de pintores llamados "Grupo de artistas plásticos" y "Testarudos".

Los admiradores del arte moderno pictórico checo y del propio Václav Spála tendrán la oportunidad de ver la revista de su obra hasta el 11 de septiembre del presente año en el Picadero de Wallenstein en Praga.

28-06-2005