Zdenek Burian - pintor de las aventuras

19-04-2005

En el Picadero del Castillo de Praga está expuesta la obra del pintor Zdenek Burian, cuyos cuadros han apreciado tanto los niños como los especialistas y científicos.

Con motivo del centenario del nacimiento de Zdenek Burian fue inaugurada a comienzos del mes de abril en el edificio del Picadero en el Castillo de Praga una exposición retrospectiva de su obra. Entre unos 400 cuadros el público puede ver las obras más famosas del autor, pero también las pinturas expuestas por primera vez.

El pintor es conocido por los lectores de los libros de aventuras que adornó con unas 10 000 ilustraciones. Sin embargo, Zdenek Burian se dedicaba también a las reconstrucciones pictóricas de la vida prehistórica, pintando paisajes primitivos, saurios gigantes y antepasados del hombre. Con su obra se hizo famoso no solamente en la República Checa, sino también en el mundo científico internacional.

Picadero del Castillo de Praga (Foto: autor)Picadero del Castillo de Praga (Foto: autor)"El mundo no conoce las ilustraciones de Burian de los libros de aventuras, ya que eran editados principalmente en la ex-Checoslovaquia. Sin embargo, sus reproducciones de la vida prehistórica son mundialmente apreciadas. Los pintores estadounidenses, australianos o británicos, que se dedican a las pinturas prehistóricas, conocen a Burian, le respetan y admiten que su obra influyó en todos ellos. Además confiesan que Zdenek Burian dejó huellas imborrables en ese campo de pintura convirtiéndose en una autoridad mundial. Muchos cuadros de Burian se hallan en galerías de los EE.UU o hasta en Japón" explicó el comisario de la exposición Vladimír Prokop.

Zdenek Burian además realizó retratos de sus amigos, paisajes tropicales, cuadros alegóricos y bodegones, que están también incluídos en la exposición. Sin embargo, durante el régimen comunista no fue bien visto por la crítica socialista oficial, ya sea por su orientación hacia la literatura del Oeste o por antipatías personales de los críticos.

Foto: autorFoto: autor Zdenek Burian nunca visitó los países de sus pinturas, con lo que no se vio limitado por lo visto al poder aplicar sólo su fantasía. La mayor fuente de inspiración del pintor era la naturaleza en la que pasó pintando días enteros. Desde su juventud también recortaba las fotografias de las revistas geográficas que almacenaba en su archivo. En la creación de sus reproducciones prehistóricas cooperó con los expertos en la paleontología, sin embargo, sus cuadros no son meras reconstrucciones.

"Comparando los cuadros prehistóricos de otros artistas especializados en ese tema, Burian destaca por su maestría técnica que hace de sus cuadros verdaderas obras de arte. Además, de sus pinturas emana una mezcla de romanticismo, monumentalidad y patetismo que todavía fortalece la impresión total" matizó Vladimír Prokop, comisario de la exposición.

Foto: autorFoto: autor La exposición en el Picadero del Castillo de Praga dedicada al pintor Zdenek Burian es por su alcance la mayor de la historia. El objetivo de la revista es revelar las cualidades de Zdenek Burian al público y presentar sus cuadros asimismo a la joven generación.

"Estoy convencido de que el tiempo más propicio para la obra de Zdenek Burian no ha llegado y que su hora todavía vendrá. En el mundo tecnocrático y en la sociedad determinada por lo económico, la gente mira hacia atras, hacia sus antepasados y orígenes. Creo que de esta manera buscamos la otra cara de la vida no afectada por la caótica civilización. En mi opinión, Zdenek Burian representa en esta época un remedio, ya que observando sus cuadros vemos el mundo natural sin civilización y técnica. Hasta me atrevo a afirmar que Zdenek Burian será todavía más apreciado después de uno o dos siglos" comentó al respecto el comisario de la exposición Vladimír Prokop.

Todos los aficionados a la naturaleza, la prehistoria o las aventuras reflejadas en los cuadros de Zdenek Burian, tienen la oportunidad de visitar el Picadero en el Castillo de Praga hasta el 10 de julio.


19-04-2005