El cambio de política de la UE hacia Cuba es un gran error - II parte

22-01-2005

En el espacio de hoy les ofrecemos la segunda parte de nuestra entrevista a Tomas Pojar, director de la organización humanitaria, People in Need, que desde hace casi una década monitorea la situación en la Isla en materia de derechos humanos. Pojar analiza el reciente giro en la política de la UE hacia Cuba. Según varios analistas, con estas medidas el régimen castrista sale favorecido luego de que la UE levantara algunas de las sanciones políticas introducidas en el 2003 en respuesta al encarcelamiento masivo de opositores.

Fidel Castro (Foto: CTK)Fidel Castro (Foto: CTK) ¿Cómo podría analizar la postura actual de la administración española, una de los principales propulsoras de la propuesta sobre la reducción de sanciones hacia el régimen de Fidel Castro?

"El gobierno de España se comporta sin ética y es una realidad sabida que el cambio de posición de Europa se produjo gracias a la enorme presión del gobierno español. No sabría emitir un juicio objetivo sobre si la iniciativa partió de las autoridades de La Habana o si colaboró el presidente Zapatero con el régimen de Castro para diseñar esta estrategia, pero sin lugar a dudas existió algún tipo de comunicación entre ambos países. También estoy convencido de que hubo una suerte de coordinación de los pasos a adoptar incluyendo la presión a nivel europeo".

¿Por qué cree que se haya producido este giro diplomático de parte de España?

"La diplomacia española asumió este tema como uno de sus principales objetivos. Cuando el primer ministro checo visitó Madrid, no hace mucho tiempo atrás, el ministro de Relaciones Exteriores español y el primer ministro Zapatero le mencionaron precisamente el cambio de política de la UE hacia Cuba y la importancia de un cambio de política de la República Checa. Es decir, lo que están de parte de Castro son los socialistas españoles a la cabeza del actual gobierno, aunque lamentablemente a la mayoría de los países de Europa les es totalmente indiferente lo que ocurre en Cuba. La mayoría se inclina hacia una de las dos posturas que hoy prevalecen, pero en definitiva no tienen opinión".

¿Qué hay de las naciones ex comunistas de Europa?

"Los países que mantienen su actitud contraria al régimen de Fidel Castro, o más bien dicho, son consecuentes con lo que se planteó en la UE originalmente, es decir, apoyar a la oposición cubana, son muy pocos. Yo pienso que la República Checa conjuntamente con algunos pocos países, especialmente de Europa Central, deberían vetar la propuesta europea de reducir las sanciones sobre Cuba. Estos países comprenden perfectamente lo que atraviesa el pueblo de Cuba porque vieron en carne propia el comunismo, al igual que lo viven millones de personas en la isla. Estoy convencido de que sería un error enorme que finalmente la República Checa ceda en favor de los intereses del régimen de Castro".

¿Qué se puede esperar del sector no gubernamental europeo partiendo de la base de que los gobiernos de los 25 serán más cuidadosos a la hora de tenderle una mano a la disidencia?

"El sector no gubernamental debe seguir trabajando igual que hasta ahora, sin tomar en cuenta la política de la UE hacia Cuba. Las instituciones y ONGs deberían trabajar dentro de la isla, extender la ayuda a más sectores de la población. Por otro lado debería intensificarse el trabajo en el plano internacional, es decir, dar a conocer los abusos del régimen en cada foro internacional, en los medios de comunicación, etc. Es necesario explicar en Europa lo que realmente sucede en Cuba, que hay presos políticos y los derechos fundamentales de los ciudadanos no son respetados".

Los resultados del trabajo al interior de la isla, desde el punto de vista humanitario, quizá pueden palparse fácilmente. Pero, ¿qué se puede conseguir mediante vuestra labor en el plano internacional?

"Bueno, en primer lugar se trata de demostrar que el mundo democrático tiene interés en que Cuba se transforme también en un país estable y se pueda reinstalar la democracia, la economía de mercado, etc. Lo mismo deseamos para otras naciones como Bielorrusia o países del Medio Oriente. People in Need concretamente continuará su trabajo dentro de la isla y también, en el plano internacional pretendemos actuar fuertemente en el marco de la Unión Europea. Hemos comenzado a trabajar muy de cerca con varios parlamentarios de diferentes países de Europa, así como con algunos gobiernos e instituciones de derechos humanos".

En el espacio de hoy les hemos ofrecido la segunda parte de nuestra entrevista a Tomas Pojar, director de la organización humanitaria, People in Need, que desde hace casi una década monitorea la situación en la Isla en materia de derechos humanos.

22-01-2005