La transición es un largo proceso

27-03-2004

Con este nuevo espacio, "Del Totalitarismo a la Democracia", Radio Praga trata de ofrecer un vistazo sobre lo que ha representado el proceso de transición en la República Checa. Este espacio está dedicado a todas las personas interesadas en conocer detalles sobre la transformación checa desde la dictadura comunista hasta la democracia, por lo que creemos que encontraremos muchos radioescuchas en Cuba, donde importantes sectores de la población se preparan también para un proceso de cambio pacífico en la Isla.

Hoy, concretamente, establecemos un enlace telefónico a la ciudad de Brno, donde se encuentra la historiadora y artista Mariana Serrano, checa, de origen español, y que analizará la transición checa desde el punto de vista de los artistas.

¿Cómo podría Ud. describir la vida de un artista en la Checoslovaquia de antes de 1989?

Bueno, la vida de un artista entonces era muy difícil, naturalmente. Y ello porque para el arte y el trabajo intelectual es sumamente importante que exista libertad de expresión. Como parte del programa de la revolución socialista, durante el período de postguerra, se contempló la cancelación de grupos artísticos y fue formado un sistema, según el modelo soviético, en el que existía una organización centralista llamada La Unión de los Artistas... por cierto, en Cuba existe una asociación similar llamada la Unión de Escritores y Artistas Cubanos. Bueno, era algo casi obligatorio, la asociación controlaba a todos los artistas, a todos los miembros y casi no podían exponer, publicar y expresarse.

¿Qué cambio nota en el ámbito cultural o artístico a casi 15 años de la caída del régimen comunista en este país?

"Primero tengo que decir que yo tenía 15 años cuando se produjo la Revolución de Terciopelo, naturalmente me acuerdo de muchas cosas aunque no trabajaba ni tenía experiencia directa con el problema. El cambio es indudablemente muy grande. Se puede decir que se formó una plataforma libre a nivel de instituciones, aunque se puedan hacer numerosas críticas, ya que nada es ideal y todo tarda bastante en la transición, pero también se formaron galerías privadas, periódicos, etc. Pienso que hoy todo funciona bastante mejor. Aunque después de 15 años no se puede decir que está ya todo hecho".

¿De qué manera censuraba el régimen a los artistas o de qué tipo de represión eran víctima sus colegas artistas o escritores, intelectuales? Especialmente aquellos que eran señalados de atentar contra los ideales comunistas.

"Hubo casos, por ejemplo, en que a una exposición que tenía lugar en los años ochenta en algún teatro - ya que los artistas debían buscar sitios alternativos para exhibir ya que no podían exhibir en las instituciones oficiales - llegaba la policía, prohibía la muestra u obra de teatro y los artistas eran posteriormente perseguidos, en fin".

Como este programa lo escuchan muchos oyentes en Cuba, ¿en qué aspectos considera Ud. que deberían estar preparados los artistas cubanos tomando en cuenta que en algún momento se producirá una apertura, igual que sucedió aquí?

"Yo creo que Cuba vivirá una situación un poco diferente a la de los países de la entonces Europa socialista. Cuba, al ser una isla apartada, creo que recibirá una gran oleada de extranjeros. Seguro que los cubanos encontrarán muchas posibilidades de exponer en el extranjero, en otros países habrá mucho interés. Hasta ahora no han podido conocer en profundidad lo que está pasando en el espacio cultural y artístico en Cuba, ni los cubanos conocen bien lo que sucede en el exterior. Además, me gustaría recalcar que después del cambio todo toma bastante tiempo. Después de dos o tres años, después de la euforia que se produce tras la caída de un régimen dictatorial, sucede que entra una suerte de cansancio... la gente espera que se producirán cambios más rápido y pienso que es una ilusión. En fin, después de tantos años de sufrir, el cambio si fue favorable, aunque la transición haya sido un proceso largo.

27-03-2004